Las últimas horas de Alejandra

Las últimas horas de Alejandra

El día que la mataron de un disparo en la cabeza, el 17 de julio del 2009, Alejandra Díaz Lezama, la esposa del concejal de Bogotá Vladimir Melo Carrillo, alcanzó a ver de frente a su asesino.

23 de enero 2011 , 12:00 a.m.

Estaba a menos de metro y medio de distancia y un tatuaje que produjo el roce del disparo en su brazo muestra que alcanzó a reaccionar, según el testimonio de la patóloga Mabel del Carmen Zurbarán, que practicó la necropsia. La especialista forense rindió testimonio durante el juicio que esta semana comenzó a develar los detalles del crimen, y en el que la Fiscalía espera demostrar que Melo contrató a tres sicarios para asesinarla. Y aunque, con solo día y medio de deliberaciones, el juicio quedó suspendido por una apelación de la defensa, ya testificaron el policía que llegó primero al lugar del asesinato, los funcionarios del CTI que registraron la casa la noche del crimen, la patóloga que hizo la necropsia y la mejor amiga de la víctima.

El juicio se suspendió en medio del testimonio (a puerta cerrada) de una mujer, que según la Fiscalía, aparece en un video íntimo que Alejandra habría encontrado en el celular de su marido, y al amenazar con hacerlo público se habría convertido en el motivo del crimen.

De la existencia de ese video, Alejandra le habló a Jenny Bulla, su mejor amiga, a quien acudía como confidente y por apoyo económico. A ella le contó que sospechaba de la infidelidad de su esposo y un día, mientras él se bañaba, tomó su celular y encontró el video en el que Melo aparecía teniendo relaciones sexuales con otra mujer, conocida de Díaz Lezama.

Ese día, Melo y su esposa tuvieron una discusión en la que Alejandra le pidió que se divorciaran, pero "Vladimir se negó rotundamente", relató Bulla en la audiencia.

La escena habría ocurrido días antes de que Melo asumiera como concejal (febrero del 2009), en reemplazo de Gustavo Páez, del Partido Cristiano de Transformación y Orden (Pacto), quien había renunciado. Según Bulla, Alejandra había decidido esperar un tiempo, ante la expectativa de que el nuevo cargo mejorara la situación.

Este detalle cobra relevancia, porque según la Fiscalía, en algún momento Alejandra amenazó con hacer público el video, y el temor al escándalo y a que ello implicara la expulsión de la iglesia y la pérdida de su curul habría llevado a Melo a idear el asesinato.

Según Bulla, después de conocer el video, Alejandra no era la misma. "Lloraba, siempre lloraba" y se sentía presionada sicológicamente porque Vladimir le hacía críticas constantes por su gordura y en alguna ocasión le comentó que le decía cosas como que "ojalá hubiera venido en otro empaque". "Le decía que era demasiado gorda para poderla mostrar ante la sociedad con el cargo que iba a tomar".

Juicio a concejal, a cuenta gotas Un año, seis meses y seis días han pasado desde el asesinato de Alejandra Díaz Lezama, la esposa del concejal Vladimir Melo, detenido desde el 22 de octubre del 2009 en la cárcel La Picota, por el crimen.

Aunque el juicio oral debió comenzar 90 días después de que se radicó el escrito de acusación, el 20 de noviembre del 2009, se ha postergado indefinidamente por tres apelaciones, una nulidad del proceso, una revocatoria de la medida de aseguramiento e, incluso, una solicitud de libertad por vencimiento de términos: sólo dos apelaciones fueron resueltas de manera positiva por el Tribunal Superior de Bogotá. Esta semana, en el segundo día del juicio, la defensa interpuso una nueva apelación, esta vez para que se anule el contrainterrogatorio a una testigo: la mujer que aparece en el video de la infidelidad.

Según la Fiscalía, Melo intentó hacer aparecer el asesinato como un hurto, pero un anónimo condujo a los investigadores a los nombres de los tres sicarios y a las pruebas que incriminarían al concejal.

Los tres sicarios están condenados Víctor David Jiménez, Luis Enrique Díaz Rivera y Jhonatan Torres Martínez están condenados a 17 años de prisión como autores materiales del crimen, tras firmar un acuerdo con la Fiscalía. Según su declaración Melo los contrató para matar a su esposa. Los tres rendirán testimonio oral en el juicio

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.