Los Villegas Restrepo

Los Villegas Restrepo

Sólo tres de los diez hermanos Villegas Restrepo tuvieron una clara y directa influencia sobre EL TIEMPO. Ellos fueron Alfonso, Lorencita y Mariano. El primero era uno de los hijos mayores del matrimonio Villegas-Restrepo y los otros dos de los menores de una numerosa familia, como era usual en esa época a finales del siglo XIX.

22 de enero 2011 , 12:00 a.m.

Alfonso, como fundador, fue el más significativo de los tres. Sin su aporte, EL TIEMPO no existiría hoy día. Creado para promover y difundir la idea republicana, nace el periódico 10 años antes de fundar también el diario La República el 13 de marzo de 1921 con el mismo fin. La consolidación de la paz entre liberales y conservadores da vida al republicanismo y lleva a la presidencia al doctor Carlos E. Restrepo.

EL TIEMPO no podía quedar en manos de cualquiera; por eso, Alfonso decide que el mejor candidato para ser su nuevo propietario es Eduardo Santos, quien adicionalmente sería su cuñado. Posterior a la venta viajó a Nueva York y se dedicó del todo a su profesión de abogado, sabiendo que su creación se encontraba en las mejores manos.

Lorencita fue una de las primeras mujeres en el país en conducir su propio automóvil, un Packard como el que tuvieron con Eduardo Santos durante su larga estadía en París. No era común ver este tipo de vehículo en las calles de la capital de Francia, lo cual, ente otras, hacía de esta una pareja excepcional.

Ella era una mujer muy activa y emprendedora. Estaba todos los días pendiente de la edición del periódico y su aporte era muy importante desde el punto de vista moral. Para Lorencita era muy significativo dar su opinión sobre lo que consideraba que no estaba de acuerdo moralmente con su impecable educación.

Sus sugerencias eran tomadas en cuenta por su marido, quien impartía las órdenes pertinentes para que no se repitieran estos hechos. Eduardo Santos lo hacía por absoluto convencimiento y por el amor y respeto que siempre profesó por su esposa, a quien conoció en EL TIEMPO y quien estuvo vinculada a este diario desde su fundación.

Mariano, el más austero de los tres hermanos, formó parte del periódico desde su inicio, pues a la corta edad de 16 años entregaba el periódico por entre un pequeño vidrio del edificio de la calle 16 a los primeros compradores del naciente diario, mientras su hermana Lorencita se encargaba de doblarlo. Pero su vinculación real se hizo cuando se pensionó de la Compañía Colombiana de Tabaco y se convirtió en el revisor fiscal del periódico. Asistía a diario, y mientras tomaba atenta nota de los gastos y libros de la compañía, se ganaba el cariño y respeto de los empleados del periódico por su maravillosa calidad de ser humano.

Por su excelente relación de amistad y por su actitud proteccionista con su hermana Lorencita, era el hermano que mejor relación tenía con ella. Por lo cual a Eduardo Santos le parecía imperativo estar cerca de su cuñado. Una vez fallecida Lorencita, Eduardo le solicitó a Mariano que le escribiera las historias y anécdotas de su difunta esposa, tal y como solía narrarlas de manera verbal. Así, Eduardo confirmó una vez más las magníficas cualidades de escritor de Mariano, proclamándolo como el mejor literato de la familia Villegas Restrepo. Pero este prefirió usar esta cualidad para recrear los maravillosos momentos de la infancia de Lorencita y continuar con su correspondencia familiar y no para escribir artículos sobre los hechos de la vida nacional.

EL TIEMPO fue cerrado durante la dictadura del general Rojas Pinilla, a quien no le gustó un artículo de Roberto García-Peña que hablaba de sus primeros abusos en el poder. Por presiones del público en general, fue reabierto pero con censura. Por estos hechos, Eduardo Santos decidió, junto con Lorencita, que no serían los únicos dueños del periódico y repartió una parte de las acciones del diario entre sus allegados más cercanos, entre estos su cuñado Mariano Villegas Restrepo, por quien, además de aprecio, sentía admiración y respeto

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.