Aprender de Tunja

Aprender de Tunja

21 de enero 2011 , 12:00 a.m.

El ejercicio suele ser intenso quizá sólo a comienzos de cada año. Época de balances, cuando se publican las estadísticas de criminalidad de los 12 meses anteriores que motivan declaraciones oficiales y ciudadanas mientras se reanima la discusión pública.

Pero sólo momentáneamente. Como si 17.717 homicidios anuales -más de 30 por cada 100.000 habitantes, una de las tasas de homicidio más altas del mundo- fuese un problema menor y ordinario.

Frente a estas cifras pavorosas, cualquier sueño civilizador nunca dejará de ser una prolongada e interminable pesadilla.

El panorama, claro, no es uniforme. Las tasas de homicidio son aún más altas en Cali o Medellín. No todo es desesperanzador.

Los niveles de homicidio en Tunja, según el reportaje de Myriam Bautista, en Credencial, son cuatro veces menores que el promedio nacional. Tunja sería así la ciudad capital con la tasa más baja de asesinatos en el país.

Es cierto que las cifras son menos horrorosas que diez años atrás. Como son ciertos los logros de la política de seguridad del Estado. Sin embargo, tras una reducción drástica de la tasa de homicidios entre los años 2002 y 2004, la tendencia desde entonces ha sido de mejoras leves, a ratos estacionaria.

No se trata pues de ignorar esfuerzos ni resultados gubernamentales. Se trata de reconocer con mayor énfasis las serias dimensiones del que sigue siendo el principal problema colombiano. Y de evitar complacencias.

Señalo particularmente la tasa de homicidio por ser tal vez el índice más visible, y claramente medible, como señal de los graves problemas de seguridad, manifiestos en tan múltiples frentes. Es también la evidencia más clara de la negación del derecho humano más elemental: la vida.

"Tenemos un reto mayúsculo", dijo el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, en entrevista para Semana, al referirse a las amenazas de las organizaciones criminales. Según EL TIEMPO, el Ministro ha anunciado "cumbre de poderes para combatir las bandas criminales".

Por su parte, el vicepresidente Angelino Garzón advirtió sobre los negativos efectos de la impunidad criminal para la política de derechos humanos.

Estos y otros reconocimientos del problema por parte del Gobierno central tendrían que ir acompañados de una gran convocatoria nacional por el derecho a la vida, a la que se sumen todos los partidos políticos, sin distinción de colores, y la sociedad civil. Propuesta de bobales, dirán algunos. Pero mal podría subvalorarse la necesidad de darle carácter de emergencia a lo que parecería aceptarse como ordinario. Diecisiete mil homicidios anuales -debe insistirse, una y otra vez- suman una verdadera catástrofe humanitaria. No creo además que tal propuesta fuese ilusa. Por el contrario. El momento es propicio. Todavía en sus primeros meses en el poder, el nuevo gobierno está en condiciones de darles impulso a iniciativas ambiciosas, sobre las bases de lo ya conquistado. Existen mayores niveles de confianza, mayor fe en el futuro.

En efecto, el presidente Juan Manuel Santos ha querido trazarle al país un horizonte lleno de ambiciones. "¿Cómo es la Colombia que usted sueña?", le preguntó Patricia Lara en entrevista para El Espectador. "Es mucho más equitativa, sin tantas diferencias sociales, más próspera", respondió el presidente Santos: "Es una Colombia a la que deseo dejarle un legado institucional, una democracia sólida que dependa más de instituciones que de personas... Y quiero entregar un país en paz".

La base, el fundamento para el logro de todas esas metas es la seguridad. Una reducción drástica de la tasa de homicidio -por lo menos a los niveles de Tunja- tendría que ser el gran propósito nacional para el año que despega

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.