En Guayabal no quieren desalojar

En Guayabal no quieren desalojar

Aunque en Guayabal de Síquima (Cundinamarca) hay alerta roja por el invierno y 30 casas están a punto de colapsar por el deslizamiento de una montaña, solo cinco habían sido evacuadas hasta ayer.

18 de enero 2011 , 12:00 a.m.

El río Síquima, que alcanza hasta 6 metros de altura en invierno, y las escorrentías que remueven la tierra son los responsables de que las viviendas estén totalmente agrietadas. "La gente está escéptica y confiada de que nada va a pasar, por eso no quiere irse", señaló Rafael Prieto, alcalde de la localidad. Sin embargo, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González, reiteró la importancia de evacuar esas 30 viviendas, que son la quinta parte de la población urbana, pues se prevén fuertes crecientes durante los próximos meses.

Pero no solo estas viviendas están en peligro. La iglesia y el parque principal, que están a media cuadra de la montaña, corren riesgo.

"Esto es una tragedia anunciada que queremos evitar, pues podría repetirse lo mismo que Gramalote (Norte de Santander), donde se tuvo que desalojar el pueblo completo", dijo González

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.