PASTRANA SE JUGÓ UN PARTIDO APARTE

PASTRANA SE JUGÓ UN PARTIDO APARTE

El presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, capitaneó personalmente las gestiones diplomáticas, del más alto nivel internacional, para que la Confederación Suramericana de Fútbol (CSF) aceptara revisar la decisión de suspenderle a Colombia la sede de la Copa América, prevista del 11 al 29 de julio.

29 de junio 2001 , 12:00 a.m.

El presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, capitaneó personalmente las gestiones diplomáticas, del más alto nivel internacional, para que la Confederación Suramericana de Fútbol (CSF) aceptara revisar la decisión de suspenderle a Colombia la sede de la Copa América, prevista del 11 al 29 de julio.

En la mañana, Pastrana recibió la llamada de su similar de Uruguay, Jorge Batlle, que, en una manifestación de solidaridad, reiteró el firme apoyo de su gobierno para que el torneo se realice en Colombia. Ese fue el comienzo de cuatro horas de intensos contactos telefónicos en Palacio para salvar la Copa.

Pastrana llamó a Buenos Aires. Allá encontró a Nicolás Leoz, presidente de la CSF, y, en los mismos términos que utilizó en su discurso televisado (ver recuadro), le explicó que el secuestro de Hernán Mejía fue un hecho aislado a la organización y seguridad del certamen, le insistió en la gravedad internacional que tendría la determinación tomada por la entidad a su cargo y le recordó el compromiso que había adquirido con el país.

El presidente Pastrana estaba muy disgustado y fue muy vehemente con Leoz , le dijo a EL TIEMPO un informante desde Buenos Aires.

De la Casa de Nariño siguieron saliendo llamadas: una al canciller argentino, Adalberto Rodríguez Giavarini; otra al despacho del presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso; una más al Palacio de Pizarro, en Perú.

Mientras tanto, los directivos de la Federación Colombiana de Fútbol, hablaban con cada uno de los presidentes de las federaciones nacionales que componen la CSF. No pudieron contactar a sus similares de Brasil y Uruguay.

Pastrana habló con los presidentes de los demás países y estos, a su vez, hablaron con los presidentes federaciones de fútbol. Las gestiones de Pastrana fueron muy fuertes y por eso el hecho de revisar la determinación de cambiar la sede de la Copa, que para la Confederación era un asunto resuelto , dijo otra fuente de entera confianza a EL TIEMPO.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.