La demanda II

La demanda II

17 de enero 2011 , 12:00 a.m.

Recibí un mensaje del 'Chiqui' García en el que asegura que varias de las cosas que me contaron sobre el porqué de la demanda que anunció en contra del negocio de reestructuración económica de Millonarios eran "imprecisas". Dijo que no era cierto que el Comité de Vigilancia hubiese dado plazo para el pago del faltante por parte del grupo empresarial que representa José Roberto Arango, actual presidente de Millos, si no para $3.000 millones de deudas de los últimos meses, reiteró las bases de su demanda y aseguró que no quiere la liquidación (véase todo, en ELTIEMPO.COM).

Verifiqué de nuevo con mis fuentes, todas conocedoras de los asuntos de Millos, de adentro y de afuera del club, e insisten que el corazón de la información publicada en esta columna refleja la realidad. Incluso, esas mismas fuentes, algunas de ellas enfrentadas a García desde hace años, volvieron a decir que la demanda de García tiene posibilidades de éxito. Sin embargo, sé que el Comité de Vigilancia (que en la práctica coadministra al club), sí concedió plazo hasta el próximo 31 de enero para pagar el faltante. Se había dicho que el monto era de $12.000 millones. García afirma que son 11.200, pero sé que Arango cree que no supera los 7.000. También sé que la actual administración no tiene idea de los 3.000 millones de los que habla el 'Chiqui' y que no ha pedido plazo para pagar nuevas deudas. Es cierto que si en el próximo Comité de Vigilancia no se ha pagado el faltante -lío gigante, pues ya ven que las cifras varían y por mucho- o no se autoriza un nuevo plazo, el órgano debe citar a asamblea y allí se puede decidir la liquidación de la corporación que, según me vuelven a insistir, sería el interés que mueve a García, pues apelaría a un decreto que permite al momento de disolverse la corporación que las propiedades puedan repartirse entre sus miembros. Me dicen que así, con la venta de los terrenos de la sede deportiva, pretende salvar su plata. ¿Por qué la diferencia de cifras? El 'Grupo de Arango', por llamarlo así, considera que el negocio fue por la compra de los activos (ficha, marca y derechos de jugadores) sin pasivos ni compromisos publicitarios ni derechos de TV. Y como la anterior administración (López, García y Rendón) gastó por adelantado esos recursos, cree que esa suma, que figura como pasivo, se debe descontar. También me contaron que Arango no ha querido pagarle a García "unas facturas de trabajos por él realizados, pero que no figuran en la contabilidad" y que los actuales inversionistas estarían dispuestos a deshacer el negocio sin necesidad de demandas siempre y cuando les devuelvan de inmediato la plata que ya han puesto.

Para completar, el viernes se supo que García envió una carta a la Superintendencia Financiera y Coldeportes pidiendo que no se autorice la captación de recursos a través de acciones, el corazón del modelo de negocio que pretende el 'Grupo de Arango'. Como dijo Juan Carlos López, ex presidente de Millos: " 'Chiqui' va de frente a tumbar el negocio"

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.