DOS ESTILOS DE PROTESTA CIUDADANA

DOS ESTILOS DE PROTESTA CIUDADANA

Contrasta el comportamiento pacífico y ejemplar de los habitantes de apartadas provincias boyacenses, que manifestaron esta semana su voz de protesta por el mal estado de sus vías, con el vandalismo que caracterizó a algunos habitantes del norte de Tunja, quienes por las vías de hecho presionaron a la administración para que le enviara agua a ese sector.

14 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Los habitantes de Norte, Gutiérrez y Valderrama y de otras provincias de Santander, Arauca y Casanare, dieron un buen ejemplo de civilización, a pesar de que es muy justa su protesta, principalmente debido al pésimo estado en que se encuentra la carretera Belén-Paz de Río-Socha-Sácama-Tame.

Mientras tanto en Tunja, en la noche del lunes, cuando terminaba el puente festivo y cientos de familias tenían que regresar a sus ciudades de origen, un grupo de enardecidos habitantes de barrios como el Asís, decidieron aprovechar la oscuridad para salir a bloquear la Carretera Central del Norte, quemando troncos, arrojando piedras y amenazando a los conductores.

No podemos menos que reprochar esa clase de manifestaciones; y mucho más si son protagonizadas por personas que solo actúan bajo los efectos del alcohol, como lo denunció el Alcalde, o cuando se pueden escudar bajo la oscuridad de la noche. Si tienen muchas cosas que decir o están muy disgustados por la forma como se le prestan los servicios públicos, por qué no adelantan una manifestación pacífica, en horas del día, hacia la plaza de Bolívar o bien pueden hacerlo otras comunidades con iguales o peores padecimientos, pero que han preferido, asistidos por la paciencia, mantener la calma.

No resulta justo que personas que vienen a visitar a sus familiares o que como turistas se recrean en Boyacá tengan que pagar por lo que ocurre en la capital boyacense. También es necesario pedirle a la Administración Municipal una mayor atención a las demandas de las comunidades que, como la del Asís, tienen que padecer cinco y más días sin servicio de acueducto y sin ser suplidos por los carrotanques.

Volviendo a los reclamos de los municipios del norte boyacense, es bien cierto que el Gobierno Departamental no cuenta con recursos para cumplir con el mantenimiento de las carreteras que le fueron entregadas por la Nación.

También, que los pocos recursos que se reciben no se racionalizan por parte del Gobierno Departamental cuando contrata con firmas que no dan las garantías mínimas sobre calidad de los trabajos. Así ya fue denunciado con obras que contrataron el actual Gobierno y el Instituto Nacional de Vías en Socha y Socotá. Qué pasa con la pólizas de estabilidad de las obras y cumplimiento de los contratos?.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.