Finalmente, alza del mínimo será de 4%

Finalmente, alza del mínimo será de 4%

Finalmente, el salario mínimo para los trabajadores colombianos quedó en 535.600 pesos, luego de que ayer el Gobierno anunció que expedirá un decreto para remplazar otra decisión tomada 12 días antes que ajustaba el salario en 3,4 por ciento.

12 de enero 2011 , 12:00 a.m.

El incremento decidido por el Gobierno -que se debe aplicar para pagar el trabajo desde el primero de enero- fue de 4 por ciento, luego de que el presidente Juan Manuel Santos había dicho el pasado viernes que se revisaría el aumento ya decretado a "por lo menos" ese porcentaje.

De esta manera, hay una ganancia de 0,42 puntos porcentuales sobre la inflación de 3,58 por ciento que sintieron los estratos bajos en el 2010, de acuerdo con el Dane. En este nivel social están la mayoría de los ganan el mínimo.

Entre tanto, el subsidio de transporte se mantuvo en 63.600 pesos, es decir, el mismo monto que se decidió en el decreto del pasado 30 de diciembre.

Teniendo en cuenta este subsidio, el trabajador recibirá mensualmente una asignación de 599.200 pesos.

Mientras los trabajadores habían recibido con cierto alivio la revisión del salario mínimo anunciada el pasado viernes, los empleadores quedaron preocupados.

Según Julio Roberto Gómez, secretario general de la Confederación General del Trabajo, "aunque no es una cifra que nos deje contentos, rectifica una política del 3,4 por ciento que era inaceptable".

Por su parte, Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), calificó de política la decisión, y no técnica ni viable ni sostenible para las empresas.

Según Mejía, el nuevo aumento "preocupa mucho porque va a incentivar la informalidad en todos los sectores, especialmente en el agrícola. También va a crear mayor desempleo. Es oportuno que se revise la legalidad de la revisión".

Según el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, la decisión fue tomada en conjunto con el ministro de la Protección Social, Mauricio Santa María, y es producto de un análisis realizado en los últimos días.

La decisión del Gobierno de echar atrás el primer aumento decretado se presentó luego de que se conoció el dato de inflación de todo el 2010.

Específicamente, la inflación para estratos bajos, donde están quienes reciben el mínimo, fue de 3,58 por ciento, lo que hizo evidente que las personas que lo devengan perdían poder adquisitivo.

Ante el hecho, varias voces advirtieron que el decreto inicial iba en contravía de la jurisprudencia de la Corte Constitucional que en su sentencia C-815 de 1999 advirtió que los ajustes del salario mínimo debían preservar el poder adquisitivo de los trabajadores.

Según el ex magistrado Alfredo Beltrán, tras conocerse el dato definitivo de inflación del 2010 era necesario replantear el salario que fue fijado al finalizar el año, como finalmente ocurrió ayer, ante la evidente pérdida de poder de compra de los trabajadores pobres

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.