Síndrome de la fracasomanía

Síndrome de la fracasomanía

10 de enero 2011 , 12:00 a.m.

Los colombianos, como en general todos los latinoamericanos, sufrimos del "síndrome de la fracasomanía". Esta expresión, acuñada por el profesor e investigador de la Universidad de Princeton Albert Hirschmann, nos hace creer que todo lo que hemos hecho en el pasado ha sido un fracaso. En uno de los terrenos en los cuales somos más escépticos los colombianos es en el tema de la seguridad. Sin embargo, los progresos en los últimos años han sido excepcionales. Es más. El fin del conflicto armado interno se vislumbra ya en el horizonte. La raíz de mi optimismo no es puramente subjetiva. Si nos atenemos al Índice de Estados Fallidos, que elabora la revista Foreign Policy con el apoyo del Fund for Peace, los progresos del país en cuanto hace a la estabilidad institucional han sido constantes en los últimos años.

Para la construcción de este índice, la revista utiliza doce indicadores sociales, económicos y políticos, tales como desplazamiento y exilio, estabilidad económica, derechos humanos, seguridad interna y otros. El primer año analizado fue el 2004 y Colombia ocupó el puesto 14 en el mundo a pocos pasos de Haití (10) y en un vecindario nada recomendable denominado la "zona crítica": Costa de Marfil, Congo, Sudán, Irak, Somalia, Sierra Leona, Chad, Yemen, Liberia, Haití, Afganistán, Ruanda y Corea del Norte. Una zona realmente sombría, compuesta por los países que más están afectando la seguridad mundial.

Un año más tarde, en el 2005, seguíamos en la zona crítica, pero habíamos pasado al puesto 27. En el 2006 logramos salir del peor vecindario y pasamos a ocupar un puesto en la llamada "zona de riesgo", en el puesto 33. Al año siguiente alcanzamos el puesto 37 (2007), luego el 41 (2008) y el año antepasado el 46 (2009). Es decir, en pocos años pasamos de un Estado semicolapsado -gracias a las múltiples amenazas a la seguridad interna- a uno en franco proceso de consolidación. Sin duda, nos hallamos todavía muy lejos de la zona de Estados consolidados (Noruega, Finlandia, Suecia, Canadá, Suiza y otros), pero ya abandonamos el fondo del barril. Se trata de una buena noticia.

¿Cómo explicar estos logros en tan corto tiempo? A mi modo de ver, en los últimos años hemos avanzado en cuatro direcciones estratégicas: en primer término, en el control territorial, gracias a la creciente presencia estatal en todo el territorio nacional y al fortalecimiento de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional. Ya no existen zonas vedadas ni retaguardias estratégicas invulnerables para los actores armados ilegales. En segundo término, hemos hecho progresos en el debilitamiento de las "economías de guerra", gracias a la disminución de los recursos provenientes del tráfico de drogas y el secuestro. Los recursos disponibles tanto para la guerrilla como para las "bandas criminales emergentes" son decrecientes. En tercer término, la desmovilización colectiva de las Auc y la inatajable desmovilización individual de miles de miembros de las Farc y el Eln. Más de 52.000 ex combatientes han abandonado ya las armas y se encuentran en proceso de reintegración a la vida civil. Finalmente, la caída vertical de las tasas de homicidio, que nos permitió pasar de alrededor de 29 mil homicidios en el año 2001 a un poco más de 16 mil el año pasado.

Los colombianos tenemos un gran defecto: no tenemos fe en nosotros mismos.

Basta mirar a la selección nacional de balompié para constatar esta afirmación. No obstante, y a pesar de esta mirada escéptica sobre nuestras capacidades, día a día estamos construyendo un país mejor. Ya salimos de la zona de riesgo: ahora, debemos consolidar los logros alcanzados

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.