Atentados en Neiva y Caquetá

Atentados en Neiva y Caquetá

10 de enero 2011 , 12:00 a.m.

La primera semana del año en el departamento del Huila estuvo marcada por la violencia. En cuestión de cinco días, tres atentados terroristas sacudieron la ciudad de Neiva. Por fortuna, la arremetida solo produjo un herido, aunque afectó decenas de viviendas y locales comerciales.

Según las autoridades, el rechazo a pagar extorsiones a la guerrilla sería el móvil de la seguidilla de siniestros. El propio presidente Juan Manuel Santos invitó a los comerciantes a denunciar las presiones de los alzados en armas.

"La extorsión es el delito más fácil de perseguir. Cuando se denuncia hay cerca de un 95 por ciento de éxito en la captura de los delincuentes y los responsables", afirmó el Primer Mandatario.

A los petardos de Neiva se sumó un ataque de las Farc en la población caqueteña de San Vicente del Caguán con el saldo trágico de la muerte de una niña y de tres militares. Es inevitable vincular este pico de actividad subversiva con los planes guerrilleros de liberación unilateral de cinco secuestrados que se ha anunciado para las próximas semanas. Más que fortalecer la posición de las Farc, estos actos de violencia minan la escasa buena voluntad que la cúpula guerrillera pretende mostrar al entregar a los 3 uniformados y los 2 ex concejales. Los atentados de Neiva y el fallido intento de toma del puesto policial del Caguán ratifican a los departamentos de Huila y Caquetá como un intenso frente de batalla, donde los guerrilleros buscan quebrantar los logros de la política de seguridad. Los golpes que las Fuerzas Militares les asestaron a las Farc en esta zona del país durante el 2010 no fueron pocos: la entrega voluntaria de 60 subversivos, la muerte en combate de 38 guerrilleros y la captura de 86 personas vinculadas al narcotráfico y otras organizaciones al margen de la ley. Las autoridades han reportado aciertos contra estructuras guerrilleras como la columna 'Teófilo Forero' y los frentes 'Cacica Gaitana', 'Joselo Lozada' y 'Angelino Godoy'. La presión del Estado en esta zona del sur del país exacerbará los intentos de extorsión y otro tipo de ataques de las Farc. Sin embargo, es necesario fortalecer el despliegue de estrategias de protección de la población civil, víctima central de la arremetida con que la guerrilla inaugura otro año de guerra.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.