Esposa del Vice de Brasil, la nueva 'garota'

Esposa del Vice de Brasil, la nueva 'garota'

Belleza, política, ascenso social y un matrimonio que atraviesa las barreras de la edad. Todo esto sellado con la tinta indeleble de un tatuaje de amor en la nuca de la viceprimera dama de la nación. Podría ser el argumento de una de las novelas que exporta Brasil, pero es el acontecimiento que tiene a los brasileños 'twitteando' sin parar desde hace ocho días: la historia entre Marcela Tedeschi, de 27 años, y su marido setentón, el vicepresidente de la república Michel Temer.

09 de enero 2011 , 12:00 a.m.

Marcela ascendió a la fama cuando subió la rampa del Palacio de Planalto para acompañar a su esposo en la posesión de la presidenta Dilma Rousseff. El bajo perfil que mantuvo durante la campaña, porque así lo prefiere el vicepresidente según allegados, se creció en minutos.

Marcela nació en Paulinía, ciudad del estado de São Paulo donde vivió hasta los 19 años, cuando se casó con el actual Vicepresidente. Antes de su matrimonio, aspiraba a ser modelo y había participado en dos reinados locales. Según el relato que el mismo Vicepresidente hizo a la revista Piauí sobre su relación, Michel conoció a Marcela en un evento político en el restaurante del tío de la joven, cuando el político tenía 60 años y ella 18. Al igual que les ocurrió a la mayoría de brasileños, Temer quedó hipnotizado por la belleza de Marcela.

Terminada la campaña, Marcela le envió un e-mail de felicitaciones a Temer, señal que él aprovechó para invitarla a salir. A esa primera cita, "ella fue con la mamá", comentó Temer a Piauí y cuatro meses después estaban casados.

De la unión matrimonial nació hace un año Michelzinho, el primer hijo de Marcela y quinto de él, que con este ajusta su tercer matrimonio. Tras su aparición, Marcela fue calificada como "la Carla Bruni brasileña", pero el Vicepresidente no aceptó el símil. Interrogado por los periodistas al término de la posesión de Dilma, dijo: "Marcela es discretísima. Es mi mujer y madre de mi hijo", punto.

Otro personaje que surgió con la fama fue el tatuador que le dibujó en la nuca para siempre el nombre de su amado. Paulo Tatoo declaró al periódico Agora que cuando Marcela llegó con la idea de tatuarse el nombre de su novio, hizo lo que siempre hace cuando una mujer quiere hacerlo: "siempre les digo, ¿y si la relación se acaba?. Pero ella estaba decidida y Temer, que había venido con ella, quedó muy conmovido", recuerda Tatoo.

Anselmo Gois, uno de los más famosos columnistas de 'teléfono rosa' de Brasil, reveló que en 2004, cuando se casó con Marcela, Temer se hizo un tratamiento de rejuvenecimiento. Y hasta Miriam Leitão, serísima analista económica del país, comentó sin aludir directamente a la pareja vicepresidencial que a Brasil le llegó el momento de resolver el déficit en el sistema de pensiones, una de cuyas causas es la tendencia generalizada de que hombres mayores se casen con jovencitas y les hereden sus pensiones.

Más allá de la curiosidad que suscita su relación con un hombre cuatro décadas mayor que ella, por su juventud y belleza, Marcela se perfila como la nueva favorita de las revistas de estilo de Brasil, que ya se están peleando la primera portada. La señora Temer dijo al diario Estadão que no tiene diseñador y que es ella misma, con ayuda de su mamá, la que escoge qué va a usar. "No tengo ropa de marca, nada de joyas", puntualizó. Una tentación para los diseñadores.

Los expertos coinciden en que, con un poco más de asesoría, Marcela puede convertirse en icono de la moda. Por el momento, ya hay muchas que la quieren imitar y empezaron por la cabeza: en las peluquerías ya tiene demanda la "trenza de Marcela".

Fiebre en Twitter.

El nombre de Marcela Temer acaparó el Twitter de los brasileños el día de la posesión, hasta hoy. Aquí, algunos de los cometarios. - ¡Dilma toma posesión, Lula toma chachaza, Temer toma viagra y Marcela toma la plata del viejo! - ¿Quién era esa mujer con faja presidencial en la pose de Marcela Temer?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.