El agua bajó, pero no se enfría drama

El agua bajó, pero no se enfría drama

09 de enero 2011 , 12:00 a.m.

En el Valle, el agua que dejó anegadas 30.000 hectáreas de cultivos e inundó 15.783 viviendas, 6.195 de ellas en la zona rural, comenzó a bajar. Pero de los 97.200 damnificados por el invierno, muy pocos podrán regresar pronto a sus antiguas casas. Algunos, como en el caso del municipio de La Unión, recibirán esta semana los últimos alimentos que quedan de la donación que trajo al Valle el propio presidente ecuatoriano Rafael Correa. Esta semana, con el inicio de la temporada escolar, los damnificados que dejó la ola invernal del 2010 tendrán que desocupar las sedes educativas que les sirvieron de albergue temporal durante los dos últimos meses del año.

En La Victoria, en el norte del Valle y uno de los municipios más afectados, acondicionarán la antigua plaza de mercado y un lote baldío para alojar, de forma provisional, a 1.278 personas de las 373 familias damnificadas. La Pastoral Social del Valle será la encargada de adecuar los nuevos albergues porque las casas aún no pueden habitarse.

El director del Clopad y secretario de Gobierno de La Victoria, Carlos Humberto Posso, dijo que después de dos meses de estar bajo el agua las viviendas deberán ser sometidas a una evaluación de sus condiciones de salubridad y a una evaluación estructural. "Estuvimos hablando con Elkin Salcedo, director del Observatorio Sismológico del Occidente, y nos dijo que no era recomendable regresar. Las bases de estas casas están muy remojadas", dijo Posso.

Con la Corporación Diocesana de Cartago ya empezaron a realizar el estudio de ingeniería. "Pero avanzamos en la media que se retiren las aguas", señaló el director del Clopad de La Victoria.

En La Unión son 356 las familias damnificadas y 200 las viviendas afectadas, la mayoría ubicadas en los corregimientos de Córcega, Linderos y La Isla.

Según la coordinadora del Clopad, Angélica María Cardona, aún hay partes como en Córcega donde solo se puede entrar en canoa. En esta población aún las motobombas están prendidas para arrojar las aguas estancadas al Cauca.

.

En la Zona Franca del Pacífico, donde 60 empresas generan 1.967 empleos directos, se trabajó 24 horas para evacuar las aguas. Fotos: Juan C. Quintero / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.