'Santos logrará la paz, estoy casi convencida'

'Santos logrará la paz, estoy casi convencida'

(CORRECCIÓN: EN LA ENTREVISTA A CECILIA LÓPEZ PUBLICADA AYER SE CORRIGE EL TEXTO DONDE DICE: "LOS ASALARIADOS, QUE CADA VEZ SON MENOS, PUEDEN SEGUIR PAGANDO TODO". DEBE DECIR: "TAMPOCO LOS ASALARIADOS, QUE CADA VEZ SON MENOS, PUEDEN SEGUIR PAGANDO TODO".) Una de las grandes contradictoras del Gobierno de Álvaro Uribe ahora está optimista. La ex senadora, ex ministra y ex candidata presidencial Cecilia López no deja de lado su visión crítica, pero le gustan muchas cosas del actual gobierno. "Debo reconocer que Juan Manuel Santos nos ha sorprendido a todos: está haciendo cosas positivas. A mí, que me tocó el Santos pendenciero, arrogante, ahora veo un Presidente con un estilo muy agradable", señala. Sin embargo, cree que es el momento de que el Gobierno escuche todas las voces y por eso ha definido su propia función como la de encender las luces rojas, para llamar la atención sobre los problemas.

05 de enero 2011 , 12:00 a.m.

López dice estar feliz ahora que es libre y no tiene jefe. Está creando el Centro Internacional de Pensamiento Social y Económico (Cisoe), con el cual quiere diseñar un proyecto independiente de largo plazo para el país. Ya cuenta con el patronato de Joseph Stiglitz, el ex presidente de Chile Ricardo Lagos, el ex director del BID Enrique Iglesias y Beatriz Paredes, presidenta del PRI, de México.

¿Cómo ve la situación económica en este momento? Creo que este año fue mejor de lo que se esperaba. Es importante que estamos creciendo. Pero cuando uno mira qué crece, encuentra que lo hace la minería.

Es un modelo minero.

¿Y eso le preocupa? Primero, porque ese no es el sector que genera más empleo. Segundo, porque es un sector que no transfiere tecnología a otros. Pero, por lo que más me preocupa es por el impacto ambiental. El país no está preparado para una minería tan disparada. Mientras el sector se expande, el sistema ambiental nacional se va debilitando en términos de recursos, institucionalidad y políticas. Y aunque el Plan de Desarrollo tiene muy buenos propósitos, no tiene con qué, no tiene plata ni tiene institucionalidad. Y, además, se están haciendo unas reformas donde se le está pasando a vivienda lo que debería estar en ambiente, que es el ordenamiento territorial.

Pero el Gobierno está muy confiado en que esa minería es la que va a generar una bonanza y va a traer crecimiento.

Yo estoy de acuerdo. El problema es que si es el único sector que va a crecer mucho, necesitaríamos una institucionalidad ambiental que pueda responder. Y lo que hizo el gobierno de Uribe fue debilitar totalmente al sector ambiental.

Y lo segundo, es que la minería es importante siempre y cuando muchos de esos recursos se vayan a impulsar los sectores que sí generan empleos.

¿Qué pasa con el sector de la construcción? El gran problema con la construcción, que es el otro sector que puede crecer, es que solamente el 10 por ciento de sus trabajadores tienen contrato de trabajo. Si la Ministra, que no ha dicho ni pío sobre esto, no hace un esfuerzo por formalizar el trabajo de la construcción, vamos a seguir con el problema de que el grueso de los trabajadores colombianos van a estar en la informalidad; entonces, no estamos mejorando.

¿Y el sector agropecuario? Es muy importante para crecer, pero está estancado, se acabó la institucionalidad y se aumentaron los recursos salvajemente y no sirvió para nada, el sector realmente no creció. Hay muy buen Ministro, muy buenos directivos, pero mi gran preocupación es que el crecimiento de ese sector sea en la Orinoquia, por el problema ambiental. Ya esas grandes plantaciones están secando los humedales de la región.

¿Cree que la creación del Ministerio del Medio Ambiente puede ayudar? El gran problema es que se está demorando demasiado y en la reforma la Ministra de la Vivienda está agarrando temas absolutamente sustantivos de lo ambiental y no de vivienda. Resulta que el sector ambiental es de largo plazo y allí los intereses que deben primar son los de todo el país, mientras que vivienda es de corto plazo y pueden primar los intereses del sector privado.

Si le dejan el ordenamiento territorial a la Ministra de Vivienda, apague y vámonos.

¿No es optimista? Soy optimista, creo que Colombia va a tener un crecimiento, pero me preocupa el modelo de crecimiento.

¿Y habría una alternativa? La alternativa es hacer una política de emergencia ambiental. Y esa política implica hacer algo ya con la ganadería extensiva, que está contaminando fuertemente y está causando muchos problemas, hacer algo con la deforestación masiva y controlar la minería. El otro problema es lo que tiene que ver con la gente, con la política social.

¿Cree que el Gobierno la tiene olvidada? Yo creo que este país necesita bajar pobreza, pero mejorar la equidad, y ahí es donde veo problemas. La concepción de la política social sigue siendo neoliberal, el énfasis es focalizarse en los pobres, olvidarse de los derechos y ser muy asistencial. Una cosa positiva es que ellos dicen que no van a seguir creciendo Familias en Acción y en el Plan de Desarrollo muestran que Colombia son seis países, pero no se ve cómo se traduce eso en políticas ambientales diferenciadas. Creo que en política social siguen con una visión neoliberal, asistencialista, posiblemente menos que Uribe, porque hablan de generación de ingreso, pero con cosas ingenuas, como que a los pobres hay que darles crédito. Hay que darles es trabajo. El emprendimiento no es una cosa natural. La clase media no es un objetivo de este gobierno. Cuando las políticas son universales y equitativas es cuando se beneficia la clase media.

¿Y el problema del desempleo? Creo que el proyecto del primer empleo es bastante malo, porque no toca la esencia. Claro que baja el desempleo, pero seguimos siendo el desempleo más alto de América Latina y tenemos una informalidad que se está acercando al 60 por ciento. Yo no veo solución, porque una de las locomotoras que generan empleo sería la agropecuaria, si los que crecieran fueran los campesinos.

Pero está la ley de tierras...

Les van a devolver la tierra, pero no veo el propósito de que vuelvan a trabajarla, porque, para eso, ahora sí se necesitaría una política de seguridad democrática, para que no los maten cuando se la entreguen. Una cosa que el Ministerio no tiene es una política de desarrollo rural, que, por fortuna, este Ministro va a empezar a desarrollar, y se acabó la investigación agrícola para los productos alimenticios y ahí está la canasta familiar, y esa es la que genera empleo.

¿Qué opina usted de crear nuevos impuestos? Este país no puede seguir con 13,5 de impuestos sobre el PIB, que es lo que dejó Uribe. Lo mínimo que debíamos tener es 20, 25. Yo sería partidaria de bajarles a las empresas, pero no de darles todas estas prebendas. Es mejor quitar todo eso; ya lo comenzó a hacer el Gobierno y eso se lo aplaudo. Tampoco los asalariados, que cada vez son menos, pueden seguir pagando todo. Tampoco es bueno el IVA, en una población donde la mitad es pobre. Por razones fiscales, deberíamos subir los impuestos a la tierra, por ejemplo. Hay una vaca por cada dos hectáreas y eso es absurdo. Y ¿cómo se logra que la gente se vuelva eficiente en el campo? Que pague por la tierra ociosa.

Hay quienes dicen que este aumento podría generar recesión.

Pues depende a quién se lo pongan. Si se lo ponen a las empresas, les hacen un daño. Pero aquí los individuos ricos no pagan impuestos y no va a haber recesión porque la señora deje de comprar el abrigo de mink o porque pongan a nombre de la empresa el Mercedes de la señora y el BMW del niño.

¿Cómo ve al Partido Liberal? Desastroso. Me parece que es la mayor ligereza de Rafael Pardo; le entrega el partido a Germán Vargas Lleras y eso quiere decir que se acaba ese liberalismo progresista, que quería una sociedad más igualitaria. Germán Vargas se va a tragar al Partido Liberal y es un tipo militarista. ¿Donde está ese liberalismo de centroizquierda que es lo que necesita este país? Pardo va a vender el partido, dicen, por un Ministerio que le van a dar.

¿Cuál? Me imagino que sea el de Justicia, no sé si se lo dan en cabeza propia o de alguien de los supuestos liberales. Yo estoy feliz de haber renunciado; en este momento sería una senadora entregándoles la curul.

¿Qué tanto cree que va a durar la Unidad Nacional? Yo no sé hasta cuándo dure la luna de miel de Santos con Germán Vargas Lleras.

Es muy difícil, porque es un choque de poder muy fuerte. Veo a las conservadores muy descontentos y a 'la U', muy enredada. Al PIN, cogiendo demasiado poder, que es muy peligroso, y una fuerza grande de Germán Vargas.

Le voy a decir lo que yo creo que va a hacer Santos: yo estoy casi convencida de que Santos va a lograr la paz.

¿Por qué? No sé, tengo la sensación de que él lo va a lograr. Llegó en el momento preciso, las Farc están muy debilitadas, saben que él maneja la inteligencia, creo que están dadas las condiciones. Lo otro que va a lograr es un crecimiento aceptable. Pero después de eso se van a necesitar gobiernos muy socialdemócratas y ahí es donde no entiendo lo que está haciendo el Partido Liberal.

¿Cree que está perdiendo una oportunidad? El Partido Liberal perdió la oportunidad de su vida y eso se lo cobraremos a Pardo toda su vida

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.