PRONÓSTICO COLOR DE ROSA: EL REPUNTE DE EE.UU. LLEGARÍA A FINES DE ESTE AÑO

PRONÓSTICO COLOR DE ROSA: EL REPUNTE DE EE.UU. LLEGARÍA A FINES DE ESTE AÑO

A pesar del contagioso pesimismo que prevalece en las salas de reuniones del mundo empresarial estadounidense, muchos economistas ven un futuro mejor para la economía de Estados Unidos y pronostican que la recuperación comenzará a fines de año. La economía creció un modesto 1,2% durante el primer trimestre de 2001 y se espera que permanezca así hasta el tercer trimestre del año. Pero el consenso entre los 54 economistas de la encuesta semianual de The Wall Street Journal indica que el Producto Interno Bruto (PIB) real, el valor ajustado a la inflación de la producción total del país, avanzará un 2,7% para el cuarto trimestre y un 3,1% durante la primera mitad de 2002. Esas tasas están muy por debajo de los niveles de crecimiento registrados en 1999 y 2000, cuando el PIB creció a una tasa anual del 4,2% y el 5% respectivamente. Sin embargo, las últimas estimaciones representan un repunte moderado desde los niveles actuales. (VER GRAFICA: AVANCE MODESTO).

02 de julio 2001 , 12:00 a.m.

A pesar del contagioso pesimismo que prevalece en las salas de reuniones del mundo empresarial estadounidense, muchos economistas ven un futuro mejor para la economía de Estados Unidos y pronostican que la recuperación comenzará a fines de año.

La economía creció un modesto 1,2% durante el primer trimestre de 2001 y se espera que permanezca así hasta el tercer trimestre del año. Pero el consenso entre los 54 economistas de la encuesta semianual de The Wall Street Journal indica que el Producto Interno Bruto (PIB) real, el valor ajustado a la inflación de la producción total del país, avanzará un 2,7% para el cuarto trimestre y un 3,1% durante la primera mitad de 2002. Esas tasas están muy por debajo de los niveles de crecimiento registrados en 1999 y 2000, cuando el PIB creció a una tasa anual del 4,2% y el 5% respectivamente. Sin embargo, las últimas estimaciones representan un repunte moderado desde los niveles actuales.

(VER GRAFICA: AVANCE MODESTO).

Gradualmente haremos la transición a un crecimiento más rápido , dice Richard Rippe, economista jefe de Prudential Securities Inc., en Nueva York. No todos volverán a los niveles de 1999 y principios de 2000, pero las condiciones para hacer negocios mejorarán . Rippe es más optimista que el consenso general y espera que el PIB avance a una tasa anual del 3,1% durante el cuarto trimestre y casi un 4% durante la primera mitad del próximo año.

El optimismo de Rippe se sustenta en la combinación de estímulos monetarios y fiscales que fluyen a lo largo de la economía. Desde enero, la Reserva Federal de EE.UU. ha intentado curar la economía con seis rondas de agresivas reducciones de las tasas de interés, que dejaron la tasa de referencia de los fondos federales (tasa interbancaria a un día), en el 3,75%. La tasa estaba en el 6,5% a principios de año.

Los economistas creen que la mayoría de las tasas de interés clave caerán alrededor de un cuarto de punto porcentual desde los niveles actuales para fines de año, para después empezar a subir a comienzos del próximo año. Se espera, por ejemplo, que la tasa de los fondos federales, sea del 3,5% a fines de 2001.

Mientras tanto, el presidente George W. Bush y el Congreso le tendieron una mano a la economía por el lado fiscal, con una devolución de impuestos que entregará US$40.000 millones a los hogares estadounidenses.

La combinación de recortes tributarios y tasas de interés más bajas, dicen los economistas, incentivará a los consumidores a aumentar su nivel de gasto.

Una vez que los negocios vean que la economía se está estabilizando, sus planes de gasto de capital, que se han desplomado, podrían también empezar a estabilizarse.

David Littman, economista jefe de Coamerica Bank, en Detroit, dice que la economía también podría recibir un empujón gracias a la caída en los precios de la energía. Ahora que la demanda mundial se ha enfriado, él y otros economistas dicen que la gran sorpresa en la segunda mitad del año podría ser una caída mayor de lo esperado en los precios de la energía.

Los precios de los futuros del crudo en el New York Mercantile Exchange, que rondan los US$26 por barril, ya están bastante lejos de los niveles máximos de US$33 alcanzados en los últimos 12 meses.

El panorama para la inflación es quizás la mejor fuente de tranquilidad para muchos economistas. Después de subir un 3,6% durante los doce meses que terminaron en mayo, los economistas esperan ahora que aumente sólo un 2,5% durante los próximos 12 meses.

La mayor interrogante para los expertos es qué ocurrirá con el consumidor. Este año su gasto se ha mantenido mucho más fuerte de lo que se esperaba, pero muchos creen que eso cambiará pronto si el desempleo aumenta drásticamente o si el crecimiento de los ingresos se modera. El consenso dice que la tasa de desempleo llegará a un 5% a fines de 2001 y permanecerá a ese nivel hasta mediados de 2002. Pero si la tasa supera el 5%, eso podría ser una señal de problemas.

Especialmente preocupante es que los consumidores están cargados de deudas. Los servicios de deuda como porcentaje del ingreso disponible, en el 14%, están cerca de su máximo de los últimos 15 años. Eso no es suficiente para arrastrar hacia abajo el crecimiento, pero no ayuda cuando el desempleo está en alza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.