ESCÁNDALO DE NARCOBUQUES SACUDE A LAS FF.AA. DE PERÚ

ESCÁNDALO DE NARCOBUQUES SACUDE A LAS FF.AA. DE PERÚ

La orden de Alberto Fujimori fue tajante y para aplicar sin excepciones. Todos los barcos de la Marina de Guerra del Perú al igual que las instalaciones en tierra de la institución serán minuciosamente inspeccionadas.

17 de julio 1996 , 12:00 a. m.

Y no era para menos. En menos de una semana más de 150 kilos de cocaína fueron hallados camuflados en dos de sus barcos, develando la punta del iceberg de un escándalo que amenaza con sacudir a las Fuerzas Armadas de este país.

El 3 de julio cuando el Matarani , barco carguero de la Marina peruana, se encontraba fondeado en aguas canadienses para recoger trigo, las autoridades de Vancouver, en una inspección rutinaria, descubrieron 28 kilos de cocaína en su estructura.

La nave fue devuelta de inmediato a Perú con aviso a sus autoridades. Antes de llegar a las aguas territoriales peruanas la Policía Naval decidió realizar una nueva requisa llevándose una nueva sorpresa: 69 kilos de cocaína estaba escondidos en el tanque del purificador de aceite del Matarani .

Un día después de que estallará el escándalo del Matarani otros 28 kilos de droga fueron encontrados en un compartimiento cercano a la chimenea de otro buque de la Marina, el Ilo . La Policía Naval volvió a intervenir y días después halló otros 25 kilos de cocaína camuflados en una bodega del mismo buque, fondeado a tres millas del puerto limeño del Callao.

Hasta el momento como resultado de las primeras investigaciones, han sido detenidos cinco técnicos de la Marina, ya en manos de la policía.

Las tripulaciones de los dos buques fueron retenidas en sus naves hasta el sábado cuando fueron trasladados a la Dirección Nacional Antidrogas, Dinandro, donde son investigados.

Y como si esto fuera poco, ayer la Marina de Guerra comenzó una minuciosa autoinspección en 150 de sus instalaciones y naves para dar con otros posibles cargamentos de drogas.

La revisión incluye a guarniciones y cuarteles ubicados a lo largo del litoral, en la región andina y en la vasta red fluvial amazónica.

Esta es una revisión previa a la que harán a partir de esta semana grupos de fiscales del Ministerio Público y de la policía antidrogas.

No es la primera vez Pero esta no es la primera vez que la Marina de Perú u otras dependencias de las Fuerzas Armadas de este país se ven envueltas en escándalos de drogas.

En enero de 1990, se halló en el buque Río Eten 235 kilos de clorhidrato de cocaína en latas de conserva.

La droga viajaba en una bodega y en el propio camarote del comandante de la nave, Eduardo López de Castilla, quien fue detenido por los propios miembros de su tripulación.

En diciembre de 1993 dos oficiales navales y un técnico fueron detenidos en su día de descanso por autoridades estadounidenses en Nueva Orleans, en posesión de cocaína.

Pero el antecedente más grave ocurrió el 10 de mayo de este año, cuando en el avión DC-8 de la Fuerza Aérea del Perú que utiliza el presidente Alberto Fujimori, fueron descubiertos 174 kilos de clorhidrato de cocaína cuando estaban a punto de volar a Europa. Varios suboficiales de la FAP están procesados por este caso.

En cuanto al Ejército Peruano, actualmente varios oficiales de esa institución son procesados por sus vinculaciones con el narcotráfico en área del Valle del Huallaga.

Hasta el momento un total de 348 efectivos de las tres instituciones de las Fuerzas Armadas -330 del Ejército, 10 de la Marina y 8 de la Fuerza Aérea- están siendo procesados en el fuero común por presunto delito de tráfico ilícito de drogas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.