RESCATADO CONCEJAL 4 MUERTOS

RESCATADO CONCEJAL 4 MUERTOS

Siete guerrilleros abatidos, cinco capturados, un oficial y un agente de la Policía muertos, un concejal rescatado y dos tramos del oleoducto Puerto Berrío-Medellín dinamitados, es el saldo de nuevas acciones violentas ocurridas ayer en el país. El mayor número de enfrentamientos entre el Ejército y los alzados en armas ocurrió en el Cesar.

16 de marzo 1991 , 12:00 a.m.

En estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, en el corregimiento de Caracolí, municipio de Valledupar, patrullas combinadas del Ejército y el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) rescataron sano y salvo al concejal liberal Alfredo de Jesús Mestre Orozco y dieron muerte a cuatro insurgentes.

Los subversivos pertenecían al Ejército de Liberación Nacional (ELN) y fueron identificados como Tomás de Jesús Avendaño Escorcia, de 49 años; Julio Enrique Muñoz y los hermanos Hernando y Miguel Rojas Estrada. Fueron decomisadas armas de corto y largo alcance, munición, granadas de fragmentación, cantimploras, alimentos enlatados, carpas, uniformes militares y un vehículo.

El dirigente liberal de Valledupar fue encontrado encadenado en un rincón de una cueva. Mestre Orozco, de 42 años, natural Pueblo Bello (Cesar), está casado con Sonia Zequeda y es padre de cinco hijos. Fue secuestrado el 5 de marzo cuando se dirigía a una de sus fincas.

En Aguachica, entre tanto, en la finca El Limón, vereda La Morena, la Policía desmanteló una célula urbana del ELN.

Fueron capturados Aníbal Lidueñas Chinchilla, William Sánchez Araye, Luis Angel Dávila Vergel, Aníbal Rangel Bacca y Aureliano Sánchez Arapel. Fueron decomisados 48 kilos de dinamita, 16 uniformes de la Policía, tres del Ejército y siete brazaletes.

En Santander, la Policía encontró el cuerpo del capitán Carlos Burbano Noguera y del agente Jairo Díaz Acevedo, secuestrados el jueves junto con otros cuatro uniformados cuando patrullaban la vía que de Zapatoca conduce a San Vicente de Chucurí, a la altura del sitio La Cuchilla.

El oficial comandante del puesto de Policía de San Vicente y sus agentes fueron retenidos por veinte guerrilleros del ELN que los obligaron a abandonar las motocicletas en las que se movilizaban y se los llevaron a la zona montañosa.

Al cierre de esta edición seguían en poder de los subversivos los agentes Agustín Rodríguez Gómez, Jesús Quiroz Dueñas, Javier Vargas Beltrán y Nordey Osorio Hincapié.

En Arauca, tropas del Comando Operativo # 2 dieron muerte a tres guerrilleros del ELN en un enfrentamiento en la vereda Las Nubes, a cinco kilómetros del proyecto petrolero de Caño Limón.

El golpe al ELN fue ejecutado por tropas del Batallón de Contraguerrilla Muiscas, que detectaron un refugio de los alzados en armas en una zona pantanosa.

Dos de los guerrilleros fueron identificados como Nepomuceno Palomeque, El Negro Murillo , y José María Rojas. Con ellos murió una mujer que no tenía documentos.

Otros dos subversivos que ocupaban el cambucho lograron huir. En el lugar las patrullas militares decomisaron una subametralladora Uzi, dos escopetas, una pistola, un revólver, dos granadas de mano y seis kilos de dinamita.

En Antioquia, guerrilleros volaron dos tramos del oleoducto Puerto Berrío-Medellín, en zona rural del municipio de San Roque, 121 kilómetros al nordeste de Medellín. La acción subversiva obligó a paralizar el bombeo del crudo hacia el Valle de Aburrá.

El atentado ocurrió en el sitio conocido como Guacharacas, entre las poblaciones de Cisneros y San Roque, en el nordeste del departamento.

Según informó la Policía, las cargas de dinamita fueron puestas en dos puntos del tramo a una distancia de 300 metros cada una. En el lugar quedó propaganda alusiva al movimiento armado. Muertos seis campesinos Seis campesinos fueron asesinados en dos masacres en sectores rurales de los departamentos de Cesar y Boyacá.

La primera ocurrió en la localidad de Buenavista, en el occidente de Boyacá, donde tres campesinos fueron asesinados por un grupo de desconocidos.

En el ataque murieron los hermanos José Modesto, Humberto y Leoviceldo Espinoza Hernández, quienes fueron sacados de sus habitaciones por diez hombres que portaban armas de largo alcance.

Hasta ayer las autoridades desconocían las causas del triple asesinato.

Por otra parte, tres labriegos que habían desaparecido el pasado 3 de febrero fueron hallados muertos ayer en zona rural del municipio de El Copey, en el norte del Cesar.

Se trata de Daniel Villazón Bolaños, de 32 años, natural de Atánquez; José Nicolás Zúñiga Araujo, de 30, de Valledupar, y Eliécer Alfonso Villegas Estrada, de 19, de Pueblo Bello.

Los familiares de las víctimas habían denunciado ante la Procuraduría Regional la desaparición de los tres campesinos, quienes fueron sacados a la fuerza de sus residencias.

Daniel Villazón se desempeñaba como presidente de la Junta de acción comunal rural de la región de Iracal (Valledupar).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.