OTRO AÑO

OTRO AÑO

Se podrá ser felíz en un país tan desbaratado como este? Estamos estrenando año. Como es gratis, todo el mundo dice Feliz-año . Los hombres prometen que en el 91 serán mejores maridos. Las mujeres juran que ahora sí irán a la gimnasia y los aeróbicos.

02 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Estamos en dos de enero y quedan rastros de la noche del 31. Los de billete no se inmutan por lo que viene. Los pobres, que son la inmensa mayoría, miran con terror las alzas que se vienen en enero por la glotonería de los especuladores.

Estamos a 13 días de cumplirse el plazo que le dieron las Naciones Unidas y el presidente Bush al sordo y testarudo señor de Irak para que vuelva a sus fronteras. Elsa Victoria, la lúcida astróloga de este diario, me dice que habrá guerra y yo anticipio que mis amigos de Israel le van a madrugar a Sadam Husseim destruyéndole la aviación y sus gases venenosos.

Este año, a pesar de los horóscopos azucarados, será peor que el anterior para los colombianos. No es que juegue a pesimista, es que a este país le cayeron las pestes narco-paramilitares-guerrilleras que no se van a ir de la noche a la mañana. Por la geografía colombiana circulan 200.000 armas automáticas y si el gobierno y los militares no las recogen con autoridad, serán muchos los que viajarán al cementerio. Vi al presidente Gaviria por televisión despidiendo el año y contándonos sus buenas intenciones para este que comienza. Como me cae bien Gaviria, no me atrevo a decirle la frase cajonera feliz año , ya que en este 91, por culpa de la carestía, su gobierno va a vivir ratos amargos. La paz política con que sueña importará muy poquito a las gentes que les toca hacer malavarismos con el dinero. Este es un país de tercera en calidad de vida y por ello no tiene sentido decirle feliz año al bienintencionado Presidente. Muy costoso será vivir en Colombia este año. Ya afilan sus garras los especuladores y no le veo fuerza al gobierno para impedirlo. El dinero que pagamos en impuestos sigue llegando a las chequeras o fundaciones fantasmas de los afortunados. Nadie dijo nada por el auto-regalo en auxilios que se hicieron los 40 concejales de Bogotá de 42 millones cada uno. Qué dice de esto don Mario Galán Gómez, que eligió con su ayuda a seis concejales? Y qué dice el Ministro Samper que allí tiene a dos de sus subalternos? Y Ramiro Lucio, del M-19? Y el suplente de Alfonso López Caballero? Nada dirán y apuesto a que Juan Martín Caicedo no tiene el coraje de rechazar esas cuentas millonarias. Si el alcalde las rechaza, prometo que le regalo una de esas feas corbatas Hermes que tanto le gustan.

Sigo por Tuluá entre viejos camaradas, tirando piscina, muy bronceado montando en moto a ricas velocidades. Ando feliz con las delicias culinarias de mi madre y dándole rienda suelta a la nostalgia juvenil por los sitios donde rumbiaba de muchacho y las canchas de fútbol donde metí goles inolvidables.

Lo siento por ustedes porque veo que a los Santos-Castillo y Santos- Calderón aún les queda paciencia para soportar mis escritos de los miércoles. Les digo feliz-año , si es que se puede ser feliz y tener vida decente en un país tan desbaratado como este. Amén.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.