SANGRIENTO MOTÍN EN LA MODELO

SANGRIENTO MOTÍN EN LA MODELO

Un número incierto de personas muertas es el saldo de un confuso enfrentamiento entre presos sociales (delincuentes comunes) y guerrilleros condenados en la cárcel Modelo de Bogotá.

03 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Un número incierto de personas muertas es el saldo de un confuso enfrentamiento entre presos sociales (delincuentes comunes) y guerrilleros condenados en la cárcel Modelo de Bogotá.

El amotinamiento se inició a las 4 de la tarde, cuando terminaba la jornada de visitas en el penal. Al cierre de esta edición reinaba una gran incertidumbre sobre el número de muertos y heridos y sobre las causas que originaron la reyerta, debido a que las autoridades apenas estaban intentando recuperar el control del pabellón donde ocurrieron los hechos.

El problema se concentró en los patios 1 y 2, donde están recluidos miembros de las Farc y el Eln. Según una versión entregada por John Jairo Vásquez, alias Popeye condenado por narcotráfico, los presos sociales se rebelaron contra las arbitrariedades de los guerrilleros.

Con la ayuda de paramilitares se enfrentaron a los subversivos con armas de fuego y explosivos. El número de muertos es indeterminado, aunque versiones extraoficiales hablaron de 17 reclusos caídos.

Nosotros aquí no necesitamos a la fuerza pública , dijo este ex miembro del cartel de Medellín. Aquí tenemos granadas y fusiles de sobra. Lo urgente es que entre la Cruz Roja Internacional para que medie .

Según un interno del patio 2, que fue contactado vía telefónica por Agustín Jiménez, presidente del Comité de Solidaridad de Presos Políticos, todo se inició porque los detenidos de los patios 3, 4 y 5, en su mayoría paramilitares, intentaron ingresar a los patios 1 y 2. Allí empezó el enfrentamiento con granadas y bombas.

Mientras tanto, en las afueras de la cárcel más de 1.000 miembros de la Policía y el Ejército, que conforman los anillos de seguridad, comenzaron un gran despliegue de fuerza con el apoyo de helicópteros para evitar posibles fugas. La operación incluyó la revisión de las alcantarillas aledañas a la cárcel y el acordonamiento de toda la zona que limita con esta.

A eso de las 7 de la noche, se escucharon explosiones de granadas en el patio 1 y se presentó un incendio en el piso cuarto de ese mismo pabellón.

Para completar el desorden, familiares de los reclusos comenzaron a llegar en la noche a exigir información de sus parientes y, con piedras y palos, terminaron enfrentados a los uniformados que mantenían acordonado el sector. Varios uniformados y algunos periodistas resultaron golpeados.

La Cruz Roja y la Defensoría trataron de mediar para contener los disturbios. Ninguna de estas dos organizaciones, sin embargo, había conseguido autorización a la media noche para ingresar al penal.

A las 11 de la noche, la Policía recibió la orden de retomar el control de La Modelo, y se convocó el apoyo de toda la guardia carcelaria, inclusive de los uniformados que se hallaban descansando.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.