Fin a un secuestro que tuvo en vilo a México

Fin a un secuestro que tuvo en vilo a México

El prominente político Diego Fernández de Cevallos fue liberado ayer en buen estado de salud, pero débil tras haber sorteado el secuestro político más prolongado en la historia de México (siete meses) y sin que se conozcan detalles sobre su liberación.

21 de diciembre 2010 , 12:00 a.m.

Al llegar a su casa, el ex candidato presidencial en las elecciones de 1994 aseguró que "perdona a sus captores", pero que las autoridades tienen una "tarea pendiente" en relación a su caso. "Me encuentro bien, gracias a Dios. Estoy fuerte y mi vida seguirá siendo la misma", advirtió el político, que no admitió preguntas de los periodistas, con una larga barba blanca y profundas ojeras a las puertas de su casa, ubicada en Lomas de Virreyes, en Ciudad de México. El presidente de México, Felipe Calderón, se congratuló por la liberación del ex aspirante presidencial (del conservador partido PAN, el mismo del mandatario), "quien este día está ya reunido con su familia", expresó la Oficina de la Presidencia.

"La Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) continuará con las investigaciones para aprehender a los responsables y llevarlos ante la justicia", detalla la nota.

Así como su secuestro, el pasado 14 de mayo, fue manejado en medio del misterio por su familia, no se habían divulgado detalles de su esperada liberación, pero se presume que la familia pagó varios millones de dólares por el rescate.

La familia del político había pedido en su momento públicamente a las autoridades que no investigaran el caso para no perjudicar las negociaciones con los secuestradores, lo que sorprendentemente fue aceptado por el Gobierno mexicano, que a través de la Fiscalía federal anunció que se hacía a un lado en las pesquisas del crimen.

Los captores de Fernández de Cevallos se comunicaron un puñado de veces con los medios de comunicación, a través de correos electrónicos, y se autodenominaban 'Los misteriosos desaparecedores', aunque en su último comunicado se hicieron llamar 'Red por la transformación global'.

Los criminales difundieron por ese medio dos fotografías de la víctima con el torso desnudo y los ojos vendados, y en sus mensajes lanzaban reivindicaciones sociales de izquierda, críticas a la economía neoliberal e irónicamente condenaban la violencia e inseguridad que padece actualmente el país.

'Los misteriosos desaparecedores' 'Los misteriosos desaparecedores' reivindicó el carácter político del plagio: "Fernández de Cevallos es un operador de la oligarquía neoliberal y de la ultraderecha fundamentalista, un traficante de influencias, un mercenario de los juzgados", señalaba un texto de los secuestradores. Se considera decisivo en nombramientos del actual Gobierno

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.