Secciones
Síguenos en:
LOS MUCHACHOS SE LA JUEGAN TODA

LOS MUCHACHOS SE LA JUEGAN TODA

Con la incertidumbre de la clasificación o la eliminación, conscientes de que lo único imposible es la derrota, los seleccionados de Argentina, Chile, Brasil y Colombia encaran hoy, a partir de las 3:35 de la tarde, la última jornada del V Campeonato Suramericano de Fútbol. Luego de los resultados del viernes, todos los equipos pueden conseguir el tiquete al Mundial de Japón, pero asimismo todos están enfrentados a una posible eliminación.

Colombia irá al Mundial si hay un vencedor en el choque preliminar entre Argentina y Chile. Si estos equipos empatan, Colombia clasificará igualmente con la paridad.

Ahora bien, si Brasil vence a Colombia y australes y albicelestes empatan con goles (1-1, 2-2), el equipo de Germán González quedará marginado del Mundial. Final entre la rubia y la morena...

Ninguno puede sentirse campeón y tampoco al margen del objetivo primario de este V Campeonato Suramericano Sub-17 de Fútbol, como lo es alcanzar uno de los tres tiquetes al Mundial que realizará Japón desde el 20 de agosto próximo.

La madrugada de este sábado sorprendió al ambiente del fútbol con calculadora en mano ante la gran posibilidad de empates en distintas posiciones.

Es que los cuatros equipos pueden quedar con tres puntos.

Con el presidente Cesar Gaviria a bordo, se cierra hoy desde las 3:35 de la tarde el certamen en el estadio Centenario de Armenia. A primera hora, Argentina Vs. Chile, y en el de fondo, Colombia Vs. Brasil.

Y cómo se definen los empates? 1. Diferencia de goles, sumados los de la fase eliminatoria y la serie final.

2. Mayor número de goles a favor, igualmente incluidos los de las dos fases.

3. A favor del equipo que haya ganado el duelo de los países en la ronda final.

4. Sorteo.

En este sentido, Colombia se encuentra ampliamente favorecida por el gol diferencia a través de todo el certamen. También lo es Chile, cuyo amplio rubro logrado en la fase eliminatoria justamente le sirvió para superar a Paraguay y Uruguay, equipos con los que terminó igualado a cuatro puntos.

La gran ventaja es colombiana. Porque saltará al terreno de El Centenario conociendo el resultado del primer lance. De antemano sabrá si ya está clasificado al Mundial de Japón o si, por el contrario, tendrá que negociar por lo menos un empate para alcanzarlo.

Porque aquí lo que realmente importa es llegar a la vitrina mundialista. No es un concepto conformista. Más bien práctico para ir, de paso en paso, a la conquista del reto y, de pronto, lograr la corona.

El ejemplo es Brasil, que desdeñaba de esa opción, para ellos lo único a recoger era el título, no tomaron las precauciones del caso, se fueron en desbandada a atacar y ahora luchan por uno cupo al Mundial.

Y cómo llegan los equipos a esta crucial jornada del torneo? Colombia (3 puntos): inmejorable estado anímico tras la victoria sobre Argentina el viernes, 1-0. La gran ventaja de jugar el partido de fondo.

No hay lesionados y va a encontrar a un Brasil muy presionado que ya desnudó ese nerviosismo frente a Chile.

Brasil (1): la tiene muy dura el bicampeón de la categoría, porque cierra nada menos que contra un local crecido, con el único objetivo de ganar. Un empate lo deja por fuera por aquello de la diferencia de goles.

Su estado anímico está por el piso. Se perdió la confianza entre el técnico y los jugadores. Eso de cambiar de un tajo a los dos centrales fue un acto de locura de alguien en agonía.

Argentina (2): muy golpeado, porque después del triunfo sobre Brasil el miércoles se sentía campeón. Mira qué belleza de día. Todo nos sonríe. Hay que mantener la alegría , decia con su bozarrón el técnico Reinaldo Merlo, el viernes en el Torreón. Y era raro para un hombre generalmente resabiado para admitir algún diálogo.

Ahora tiene que salir a ganar de entrada, porque Chile y Colombia lo superan en el gol diferencia para un caso de empate. Y eso de destaparse atrás es muy peligroso frente a los australes, que tienen el mejor contragolpe del certamen.

Chile (2): el ánimo por las nubes. Empatar con Colombia fue un triunfo y mucho más remontarle el 0-2 a Brasil. De cenicienta paso a gran protagonista.

Tiende a defenderse para salir en contragolpe. Pero justamente su defensa tiene densos baches, con desconcentraciones fatales. Sin embargo, con el paso de los partidos, el técnico Leonardo Veliz descubrió que sus jugadores sí podían salir jugando, ordenados, colocar la pelota al piso y sorprender. Es que en los primeros encuentros su único objetivo parecía era defender y sacarla arriba para la pelea de Rosenthal y Neira.

En fin, una jornada final llena de dramatismo, para cerrar con broche lo que sido considerado por crítica y dirigentes como el mejor campeonato suramericano en la historia de los prejuveniles.

Inesperado. Si es que Brasil y Argentina, las llamadas potencias, están por debajo de los enanos del Pacífico.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.