DERROCHE CULTURAL

DERROCHE CULTURAL

Antenoche me vaciaron sin ton ni son. Fui al bar que me gusta, a Salomé , sitio de boleros caribeños y música cubana en Bogotá. Allí un joven antropólogo me hizo este comentario: Usted es un periodista vendido que no ve el derroche de millones de este gobiernito de yuppies, que gastan en tiquetes, carros blindados y guardaespaldas pagados con los impuestos de la gente . No le respondí su vaciada , sólo le dije que yo no era de la burocracia, que no he sido funcionario de ningún gobierno, que yo no malgastaba sus impuestos.

04 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Antenoche me vaciaron sin ton ni son. Fui al bar que me gusta, a "Salomé", sitio de boleros caribeños y música cubana en Bogotá. Allí un joven antropólogo me hizo este comentario: "Usted es un periodista vendido que no ve el derroche de millones de este gobiernito de yuppies, que gastan en tiquetes, carros blindados y guardaespaldas pagados con los impuestos de la gente". No le respondí su vaciada , sólo le dije que yo no era de la burocracia, que no he sido funcionario de ningún gobierno, que yo no malgastaba sus impuestos.

Hoy veo que el antropólogo tiene toda la razón, en este gobiernito se gasta alegremente. Veamos: el Ministerio de Relaciones Exteriores despachó una exposición de pintura joven a Europa, que nos cuesta centenas de millones de pesos en seguros, fletes, viáticos y cócteles en las galerías de Londres, París, Roma y Madrid. El único beneficio que nos dejará ese tur es que el ministro Fernández de Soto pueda decir en sus discursos esta tropical exageración: "Europa se rindió ante la monumental pintura de Colombia, los grandes críticos comentaron que ellos son los Picassos, los Mirós y los Dalíes del futuro". Lo siento señor Ministro, esas costosas exposiciones viajeras por Europa son un embeleco de la derrochadora "Oficina Cultural" de la Cancillería que gasta miles de millones en el cuento tonto de la imagen.

Tengo otra perla derrochadora. Don Conrado Zuluaga, notable historiador y hoy ilustre diplomático en España, pidió, en un reportaje aquí en EL TIEMPO, que Colombia compre los papeles originales de la novela Cien años de soledad, de don Gabriel García Márquez. Los vende la familia Alcoriza por un millón de dólares, unos dos mil trescientos millones de pesos! En los ministerios de Cultura y Relaciones Exteriores están felices con la propuesta de don Conrado y quieren comprarlos rapidito. Seamos sensatos, comprar esos originales es un derroche como de nuevo rico venezolano. Esos dos mil trescientos millones no los puede gastar un país pobre, en guerra, que tiene miles de mendigos en los semáforos, que sólo se toman una sucia sopa cada cuatro días.

Tengo otra bellezura: este gobierno está comprando aviones para la FAC por 257 millones de dólares, seiscientos mil millones de pesos. Abran el ojo, muchas compras militares de la FAC han sido aceitadas con vaselina marca Chanchullo . Ojalá saquen del misterio esa licitación, para que no se repitan las picardías que hubo con los aviones Mirage que fueron una copia de Dragacol y Termo Río. Derroches culturales, derroches en armas, derroches en el Fondo Nacional de Regalías. Se juega con el dinero público, el antropólogo de "Salomé" tenía toda la razón!

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.