La resurrección de DMG

La resurrección de DMG

La Hormiga (Putumayo). Dos años después de que miles de colombianos se quebraron por cuenta de las captaciones ilegales de DMG, los familiares de David Murcia Guzmán, el cerebro de esta operación irregular, tratan de revivir su empresa.

12 de diciembre 2010 , 12:00 a.m.

Esta vez con un nombre diferente y con un esquema que busca ‘brincarse’ las normas que utilizó el Estado para intervenir a esta captadora, que mezcló dineros de ciudadanos incautos con recursos provenientes del lavado de activos.

Detrás de la idea está Cristian, hermano del extraditado David Murcia Guzmán, y como nueva marca utilizarán el nombre de Koji. El escenario de este ‘resurgimiento’ es La Hormiga (Putumayo), el mismo sitio donde nació la controvertida DMG.

Cristian Murcia, Carlos Iván Chaparro –el representante legal de Koji– y Luz Enith Suárez, los promotores de esta empresa que ya empieza a despertar preocupación entre las autoridades, niegan que se trate de otra DMG, pero las evidencias y parte de su discurso despiertan varias sospechas.

Koji, por ejemplo, funciona en el supermercado más grande de La Hormiga, donde aún se utilizan bolsas plásticas con la marca DMG. Y Luz Enith Suárez confiesa que han tratado de informar a David Murcia Guzmán, preso en Estados Unidos, de todos estos movimientos, aunque, aclara, no ha sido fácil.

La que sí está al tanto de todos los detalles, añade Suárez, es Joanne Ivette León, la esposa de David Murcia, quien se encuentra asilada en Uruguay, desde hace dos años.

Lo que las autoridades locales empiezan a ver con inquietud es que los ‘herederos’ de DMG han ideado, desde hace seis meses, un nuevo esquema en un intento por evitar que el Estado vuelva a intervenirlos.

Se trata, explica Carlos Iván Chaparro, de decirles a los ciudadanos que hagan unas “donaciones direccionadas” a proyectos agrícolas, que las recibiría una fundación. A cambio, los aportantes recibirían una retribución de un seis por ciento para los proyectos a seis meses y de 8,33 por ciento a un año.

Para algunos, es una captación de recursos disfrazada y ya el Superintedente de Industria y Comercio, José Miguel de la Calle, le dijo a este diario que indagará sobre la extraña aparición de esta empresa. Chaparro parece no estar preocupado por la acción que pueda emprender el Estado y asegura que este nuevo proyecto “es más estable jurídicamente” y que, incluso, tienen un concepto de la Superintedencia de Industria y Comercio que les permitirá utilizar las famosas tarjetas prepago, que en el pasado dejaron a más de uno en la quiebra.

Dudas Lo cierto es que hasta los mismos habitantes de La Hormiga tienen dudas.

Algunos dicen que indagaron si esta iniciativa es respaldada por David Murcia.

“Aquí, la gente al principio creyó que ellos venían autorizados por don David pero ya indagamos y no es así”, dice Ana Guerrero, líder de La Hormiga. Por lo pronto, los promotores de Koji, que más parece la ‘resurrección de DMG’, admiten que quieren entregarle este negocio a David Murcia Guzmán, después de que pague 4 años de cárcel en EE. UU., y 30 años en Colombia, por lavado de activos y captación ilegal. Las autoridades, a su turno, esperan que los colombianos no vuelvan a caer la trampa de las ‘pirámides’.

La socia del hermano de David.

Uno de los hechos que más ha llamado la atención de quienes empezaron a observar el surgimiento de esta polémica firma en La Hormiga (Putumayo) es que detrás de este proyecto está Luz Enith Suárez, quien en los 90 fue protagonista de varios titulares de prensa por su sorprendente coeficiente intelectual.

A los seis años podía recitar las capitales de la mayoría de países del mundo, y a sus 18 años dice que ya ha completado 3 carreras universitarias.

Su paso por la televisión le permitió conocer a David Murcia Guzmán, con quien entabló una fuerte amistad.

“Nos hicimos muy amigos. Yo a David lo quiero mucho”.

Ahora, ha puesto todo su conocimiento al servicio de un proyecto que es mirado con recelo en La Hormiga. Ella asegura que es para ayudar a los pobres.

Carlos Iván Chaparro Representante de Koji .

‘Compartimos las utilidades’ .

¿Esta es una nueva DMG? Es una empresa mucho más estable jurídicamente. Es una empresa más social.

¿No temen ser intervenidos, otra vez? La Superintendencia de Industria y Comercio nos otorgó un concepto para sacar las tarjetas prepago.

¿Y cómo funcionarán? Por ejemplo, tú llegas y compras una recarga de 2 millones de pesos. Compras una tarjeta y la gastas en cualquiera de nuestras unidades de negocios: el hipermercado, electrodomésticos, tecnología, droguerías, ferreterrías, tienda de ropa, hoteles... Aquí puedes encontrar desde una aguja hasta un avión. Y además, automáticamente tienes una recarga igual a los seis meses o al año.

¿Y por qué duplican los aportes? Por simplemente participar en nuestra compañía, creer en la empresa.

¿Pero qué negocio duplica inversiones? Lo que nosotros hacemos es compartir las utilidades con la gente. No nos interesa enriquecernos. No nos interesa llenarnos de plata ni lavar dinero. .

Así cayó la captadora.

15 de noviembre de 2008. Intervienen 59 agencias de DMG en 51 municipios. 20 de noviembre de 2008. Es capturado David Murcia en Panamá.

15 de diciembre de 2009. Es declarado culpable de lavado de activos y captación ilegal de dinero en Colombia.

5 de enero de 2010. El Gobierno del presidente Álvaro Uribe extraditó a David Murcia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.