Ordenan ‘cacería’ de bienes de las Auc fuera del país

Ordenan ‘cacería’ de bienes de las Auc fuera del país

Para cumplir con la reparación de las víctimas de la violencia, el Tribunal Superior de Justicia y Paz acaba de ordenarle al Estado que se ocupe de un frente que hasta ahora no ha sido tocado: la ubicación de las enormes fortunas que jefes ‘paras’ escondieron en el exterior.

06 de diciembre 2010 , 12:00 a.m.

En la tercera condena contra un comandante de las Auc en Justicia y Paz, la de Jorge Iván Laverde, ‘el Iguano’, el Tribunal le dijo a la Fiscalía que no puede olvidarse de los bienes de las Auc en otros países, que según investigaciones, existían y sin embargo no han sido rastreados.

Al ordenar la reparación para 170 de las víctimas del ‘Iguano’ –cuyo monto alcanza los 6.113 millones de pesos– la magistrada Uldy Gutiérrez aseguró que esa labor debe involucrar a todo el Estado y que se debe acudir a la cooperación internacional. Para reparar a sus víctimas, ‘el Iguano’ entregó su finca en Norte de Santander, predio que ya es reclamado por un campesino, que alega que fue despojado. Sin embargo, la Fiscalía y organismos de Inteligencia tienen datos de fincas en Venezuela y en otros países. Aunque el Fondo de Reparación no tiene un solo predio de paramilitares fuera del país, fuentes de la Unidad de Justicia y Paz le confirmaron a EL TIEMPO que existen investigaciones adelantadas para rastrear estos bienes. “Todos los jefes, entre los que sobresalen Fidel y Carlos Castaño; Freddy Rendón, ‘el Alemán’; ‘Macaco’; Rodrigo Tovar, ‘Jorge 40’, y Salvatore Mancuso tenían plata fuera de Colombia”, dijo un fiscal.

Eduardo Pizarro, presidente de la Comisión de Reparación, aseguró que es necesario que el Gobierno suscriba acuerdos con otros países para que estos capitales lleguen a las víctimas. Según cálculos, en el caso de Laverde ellas representan sólo el 0,6 por ciento del total en Colombia, por lo que el Fondo, con menos de 35 mil millones, resulta “insuficiente”. Por esta razón, el fallo ordena que los bienes de ‘paras’, que estén en Extinción de Dominio de la Fiscalía sean entregados a Justicia y Paz para que allí se agilicen los trámites de dictar medidas cautelares y pasarlos al Fondo. Casos como Montecasino, la casa-finca emblema de los Castaño en Medellín, a la que se le dictó medida cautelar después de dos décadas de haber caído en Extinción de Dominio y ahora la Unidad de Justicia y Paz está peleando su paso al Fondo de Víctimas, reflejan la magnitud del retraso. También se compulsaron copias para investigar a la Sociedad de Activos Especiales (SAE), entidad en la que se delegó la administración de bienes de las Auc, porque estarían abandonados, ocupados ilegalmente o fueron usados para proselitismo político

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.