OBISPOS PIDEN A FARC PRESENTAR CANDIDATO

OBISPOS PIDEN A FARC PRESENTAR CANDIDATO

La iglesia Católica desafió ayer a las Farc. Silencien los fusiles y desafíen a la sociedad con un proyecto de Estado para ver en dónde nos encontramos. Presenten un candidato a los comicios presidenciales del próximo año , expresó el obispo de Sincelejo, monseñor Nel Beltrán, al término de la LXXI Asamblea General Ordinaria del Episcopado Colombiano.

07 de julio 2001 , 12:00 a.m.

La iglesia Católica desafió ayer a las Farc. Silencien los fusiles y desafíen a la sociedad con un proyecto de Estado para ver en dónde nos encontramos. Presenten un candidato a los comicios presidenciales del próximo año , expresó el obispo de Sincelejo, monseñor Nel Beltrán, al término de la LXXI Asamblea General Ordinaria del Episcopado Colombiano.

La iglesia Católica -dijo Beltrán- no está ni estará nunca por la salida de las armas. La deshumanización de la guerra no puede hacernos pensar que los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario pueden ser objeto de negociación .

El obispo de Sincelejo fue apoyado por el cardenal y arzobispo primado de Colombia, monseñor Pedro Rubiano Sáenz. El prelado dijo que si las Farc quieren participar en el proceso electoral, bienvenidas sean, pero con propuestas y dentro del marco democrático del país, y no con un fusil en la nuca de los ciudadanos, ni amedrentando la población civil con el poder de las armas .

Ayer también se oyeron críticas de los obispos contra el Estado. El cardenal Rubiano afirmó que Colombia está urgida de una política integral para solucionar el problema del desplazamiento forzoso, que afecta a un millón y medio de personas. Por eso, dijo, el Gobierno Nacional debería presentar programas más ambiciosos que permitieran brindar ayuda a esa población.

El país no ha tomado conciencia sobre el problema del desplazamiento y piensa equivocadamente que este se limita a unos niños en los semáforos o a la toma de la sede de una organización humanitaria, cuando en realidad es un asunto mucho más complejo y con un impacto sobre la sociedad de proporciones incalculables , dijo el cardenal Rubiano.

Al expresar su deseo de convertirse en una voz de aliento en medio de la crítica situación social del país , los obispos católicos coincidieron en que hay avances en el proceso de paz, pero advirtieron que en general la sociedad espera hechos más concretos. Citaron, por ejemplo, la liberación de los secuestrados y definiciones en cuanto a las reformas políticas y económicas que necesita el país.

Los obispos avalaron la idea de una asamblea nacional constituyente que permita concretar esos cambios. Sin embargo, monseñor Rubiano dijo que las Farc muestran una ambición desmedida cuando hablan de que la mitad de la misma esté integrada por miembros de esa organización subversiva.

Monseñor Jairo Jaramillo, obispo de Santa Rosa de Osos, declaró que a pesar de las noticias que aparecen usualmente en los medios de comunicación, existe un grupo muy importante de colombianos, laicos y vinculados a diversas organizaciones religiosas, que trabajan en la construcción de la paz.

Sobre el particular, los obispos declararon que la Iglesia Católica trabaja en tres frentes para el logro de la reconciliación: la construcción social, las negociaciones con los actores y la discusión de las transformaciones económicas y políticas.

CONSTITUCION, MUCHA LETRA MUERTA : IGLESIA.

Para la Conferencia Episcopal de Colombia la Carta Política de 1991 en muchos campos es todavía letra muerta , de acuerdo con una declaración firmada ayer por los 79 obispos del país.

Según el documento de 14 puntos, en la norma de normas se evidencian numerosos aciertos, como la proclamación de la dignidad de la persona humana y sus derechos fundamentales, la concepción del Estado como estado social y democrático, así como el nuevo modelo de democracia fundada en la participación.

Sin embargo, para el Episcopado Colombiano en la ejecución y el desarrollo legal de la Carta Magna hay sombras que han implicado un retroceso y una negación del espíritu de la Carta .

Entre los puntos negativos de la Constitución, indica el documento, se encuentran en el hecho de que la inequidad social y económica ha crecido y en la despenalización parcial de la eutanasia, el aborto, la bigamia y el consumo de estupefacientes, que han vulnerado el respeto de la vida humana y promovido una amplia desintegración de la familia .

La jerarquía eclesiástica católica criticó también que a la inadecuada valoración del sentimiento religioso del pueblo colombiano, se haya añadido una interpretación ideologizada del texto constitucional con el fin de revivir el laicismo y socavar la fe católica como matriz fundante de nuestra nacionalidad .

En relación con ese punto, el documento destaca su rechazo a la decisión de la Corte Constitucional que pretendió unilateralmente dejar sin vigencia algunos artículos del Concordato .

Al final del documento, los obispos exhortan a todos los católicos para que desde parroquias, colegios, seminarios y movimientos apostólicos laicales, evalúen la Constitución, a la luz de la Doctrina social de la iglesia , con el fin de que las reformas que se proponen de esta última sean coherentes con el espíritu constitucional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.