REFLEXIÓN. PIES DE PLOMO CON ACERÍAS

REFLEXIÓN. PIES DE PLOMO CON ACERÍAS

Desde 1996, cuando Paz del Río entró en concordato, se ha dicho que la siderúrgica requiere de capital fresco para poder modernizar su planta y hacer de ella una empresa rentable y atractiva a los inversionistas.

03 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Desde 1996, cuando Paz del Río entró en concordato, se ha dicho que la siderúrgica requiere de capital fresco para poder modernizar su planta y hacer de ella una empresa rentable y atractiva a los inversionistas.

Recientemente en el Congreso, con motivo de un debate sobre la situación de la factoría, su promotor para la Ley 550 presentó un informe sobre el trámite de reestructuración en el que señala que la siderúrgica requiere de aproximadamente 94 mil millones de pesos en recursos frescos como una de las alternativas para que sea viable.

La pregunta es de dónde pueden salir esos 94 mil millones de pesos? Es claro que no saldrán del Gobierno Nacional, pues, aunque más del 30 por ciento de sus acciones esté en un instituto departamental como es el Infiboy, Acerías sigue siendo una empresa privada y no existe un mecanismo legal para colgarle una empresa privada al presupuesto nacional.

Aquí también hay que tener en cuenta las palabras del ex ministro de Desarrollo Augusto Ramírez durante una visita a Paz del Río, al señalar que el Gobierno Nacional quiere salvar a Acerías, pero que las finanzas del Gobierno son peores que las de la siderúrgica. El ex Ministro añadió que Acerías debe salvarse por sus propios medios.

Así las cosas, la solución inmediata al problema de la empresa no puede ser otra que mejorar su producción y eso se consigue con un manejo técnico, que permita aprovechar lo que ya se tiene, como el horno eléctrico, los hornos de solera y la gasificación de la planta.

Para darle un manejo técnico a la compañía se necesita que quienes estén al frente de ella conozcan del tema siderúrgico, definido mundialmente como un negocio técnico de capital intensivo. Es ahí donde el Gobernador encargado y la administración entran a jugar un papel importante, pues si la empresa no mejora su producción no podrá siquiera llegar al plazo que le permite la Ley 550.

El Gobernador encargado y el Presidente de la compañía tendrán que reorientar lo que se ha hecho en Acerías en los últimos meses, con la puesta en marcha de una verdadera estrategia de recuperación.

Por último, rechazamos las pretensiones de quienes buscan darle un manejo político a la empresa. En el departamento pululan los ejemplos de lo que ha ocurrido cuando dirigentes políticos meten sus manos y narices en empresas oficiales y privadas.

La administración de Armando Olarte Reyes debe ser evaluada, pero a la hora de analizar la posibilidad de un relevo en ese cargo, no debemos olvidar que el gobierno Montejo es transitorio y que es posible que dentro de unos meses regrese el Gobernador elegido popularmente o se deba convocar a nuevas elecciones. Vendría un nuevo cambio de Presidente? Qué efectos tendría la designación de tres presidentes distintos en menos de un año, en una empresa en dificultades?.

Lo que sí se debe garantizar es que la Junta Directiva de Paz del Río cumpla con las funciones y responsabilidades que le concede la Ley y que se establezcan un cronograma de acciones y eficientes mecanismos de control interno que eviten una feria de contratos para pagar favores políticos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.