LA PLATA NO HACE LA FELICIDAD

LA PLATA NO HACE LA FELICIDAD

La contundente frase del ex campeón mundial de boxeo Antonio Cervantes Kid Pambelé: Es mejor ser rico que ser pobre , fue mandada a la lona.

07 de julio 2001 , 12:00 a.m.

La contundente frase del ex campeón mundial de boxeo Antonio Cervantes Kid Pambelé: Es mejor ser rico que ser pobre , fue mandada a la lona.

El miércoles pasado, un grupo de sicólogos australianos de la Universidad de Newscastle mostró científicamente que la plata en abundancia no garantiza la felicidad.

Al presentar su investigación con motivo del Congreso Europeo de Sicología, que se realiza esta semana en Londres, los especialistas no revelaron en dónde reside el secreto de la felicidad, pero precisaron que, tras realizar múltiples encuestas a la población local, están en capacidad de asegurar que no se encuentra en la bonanza económica.

El estudio no sólo noquea la sentencia de Pambelé. Igualmente derrumba los muros en donde están escritos tres grafitos memorables: el dinero no hace la felicidad, pero la compra hecha ; la felicidad no es el dinero, también están los cheques ; y el dinero no da la felicidad...pero aplaca los nervios .

La explicación es más o menos simple: aunque la riqueza se asocie con el éxito y la felicidad, ella no posibilita una vida plena de satisfacción, al no mejorar la salud mental.

Por el contrario, con frecuencia una economía boyante aumenta el impacto sicológico negativo generado por el materialismo exacerbado y por el pensamiento de que se está dañando al medio ambiente.

Al examinar a tres grupos de estudiantes y a una amplia cantidad de personas sacadas al azar de la guía telefónica de su ciudad, los investigadores encontraron en las personas materialistas una tendencia más marcada hacia la depresión, la ira y la conformidad .

Los investigadores retomaron la idea del francés Montesquieu, quien en el siglo XVIII señalaba que si nos bastase ser felices, la cosa sería facilísima; pero queremos ser más felices que los demás, y esto es casi siempre imposible porque creemos que los demás son bastante más felices de lo que son en realidad .

Shaun Sanders y Don Munro, directores del trabajo, indicaron que el materialismo se basa en comparaciones sociales, porque el éxito o el fracaso se mide a partir de la cantidad de posesiones .

El estudio se suma a una serie de investigaciones aparecidas en los últimos años sobre el tema y que han dado pie a una publicación trimestral que circula desde junio del 2000, el Journal of Happiness Studies (Revista de Estudios sobre la Felicidad).

En los años 90 el profesor Mihaly Csikszentmihalyi, de la Asociación Americana de Sicología, presentó una pesquisa en la cual expuso que quienes provenían de hogares más acomodados se consideraban menos felices que los de hogares más humildes.

En septiembre del año pasado un sondeo publicado por el diario EL TIEMPO descubrió que el 72 por ciento de 300 personas encuestadas en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla dijeron ser felices o muy felices.

La diosa Felicidad, que ocupaba un lugar destacado en la mitología romana, se asociaba a posesiones, por eso se representada con el cuerno de la abundancia.

La investigación de los psicólogos australianos, sin embargo, devuelve a la idea de que la felicidad, como escribió el literato italiano Hugo Betti, es algo que cada uno lleva en sí mismo, sin darse cuenta de ello .

Total, el refranero lo dice claramente: Una vez terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma caja .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.