QUIÉN RESPONDE :

21 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Señores Boyacá 7 días. Monguí es un mar de ensueños donde su iglesia y convento son un rico galeón que tripuló un viejo y aguerrido marino, Timoteo Gómez Merchán, quien a su muerte lo dejó a la deriva.

Con el paso del tiempo, de allí desapareció el cuadro del Virrey Solís. Siguieron desfilando los telones fúnebres, las lámparas de cristal murano y otras valiosas joyas que hacían parte del patrimonio cultural de los monguinenses.

Por allá en los años 1977 o 1978, apareció en Monguí el almirante Alonso Ojeda Soto, egregio coterráneo que al mando de este antañón galeón supo defender y cuidar lo poco que en su interior se conserva.

Pero hace unos meses atrás, aquejado por quebrantos de salud, se marchó para otras tierras dejando abandonada aquella embarcación, la que creemos que con las fuertes tormentas que nos azotan y los malos tiempos que se avecinan, puede sosobrar y desmantelarse en su interior.

Es preciso recordar que los descendientes de la raza chibcha, los indios Sanoas o Zancas, con sobrehumanos esfuerzos y mediante remate público, adquirieron del Estado su territorio y con él su iglesia, convento, puente colonial y hasta sus aguas, y la bóveda celeste que los cubre.

Los viejos monguinenses y quienes han tenido la fortuna de saborear nuestros paisajes históricos, no olvidarán que nuestros antepasados tuvieron que utilizar la Cueva de Penagos para favorecer los delicados cuadros que estructuran la pinacoteca, de las manos de aquellos representantes del gobierno departamental, cuando se llevaron las joyas de la virgen.

Por ello, cabe preguntar: quién recibió del r.p. Ojeda Soto los inventarios de la iglesia, del convento, del museo; las reliquias, joyas, etc.? qué gestiones adelanta el honorable Concejo de Monguí y la Junta de Gobierno Municipal, así como los lllamados fiscales del pueblo, para establecer en manos de quién reposan los mencionados elementos y a quiénes corresponde cuidar y defender el poco patrimonio cultural que nos queda? Quiera Dios y la Reina de Boyacá que mientras se nos responde las preguntas hechas, los objetos en cuestión no se hayan evaporado o tomado la ruta de los anteriores y desaparezcan otros de significativo valor artístico-cultural.

Gerardo Sierra Puentes Julio Roberto Gómez Carrero Monguí.-

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.