CÓMO SOLUCIONAR LAS FALLAS DE LAS CERRADURAS

CÓMO SOLUCIONAR LAS FALLAS DE LAS CERRADURAS

Tipos Existen varios tipos de chapas: Cerradura de caja aplicada: el cilindro atraviesa la puerta en todo su espesor. La cerradura va fijada al marco de la puerta con tornillos colocados en el interior y que a menudo sólo son accesibles una vez quitada la caja. Una rondana en la parte delantera del cilindro impide manipulaciones desde el exterior.

14 de octubre 1995 , 12:00 a.m.

Cerradura embutida: estas cerraduras van alojadas en una escopladura de la puerta. El cilindro para cerrar y abrir con llave atraviesa la puerta y va acoplado al conjunto con tornillos. El pestillo biselado se retrae al girar cualquiera de los dos pomos. En la parte inferior de la caja hay a veces un cilindro fijo que permite inmovilizar el pestillo por medio de una palomilla exterior. Suele mejorarse el aspecto exterior con un chapetón que cubre la tapa.

Cerradura de pomo: estas cerraduras tienen un pomo a cada lado de la puerta. Suelen tener llave en el pomo exterior, accesible únicamente desmontando el conjunto desde el interior. Al apretarse un resorte oculto se quita el pomo y la roseta de protección, dejando a la vista la placa sobre la que está montado. Los modelos de pomo interior, o de seguro, pueden abrirse desde el exterior una vez desmontado el pomo, girando el eje acanalado. Los tornillos de la roseta fijan todo el conjunto.

Solución a fallas Problema: La llave entra y sale con dificultad y no gira correctamente.

Causa probable: Llave gastada; mal acabado de la llave.

Posible solución: Reemplace la llave. Si es nueva, pero está mal hecho el duplicado, trate de limar las partes mal acabadas. Ennegrezca la llave con la llama de una vela y lime las partes que brillen después de haber intentado abrir. Repita la operación hasta que la llave funcione correctamente.

Problema: La llave no siempre funciona.

Causa probable: Mecanismo flojo.

Posible solución: Quite el cilindro y apriete los tornillos del vástago. Si el desajuste continúa, quite el vástago y lime con cuidado el borde visible del cilindro.

Problema: Todo el cilindro gira con la llave.

Causa probable: Tornillos del cilindro rotos o flojos.

Posible solución: En una cerradura de caja, revise y ajuste los tornillos que fijan el cilindro. En una cerradura embutida, revise y ajuste los tornillos que fijan el chapetón interior.

Problema: La llave gira con dificultad.

Causa probable: Cerradura y pasador necesitan limpiarse; algún componente del cilindro está roto.

Posible solución: Desarme la cerradura y el pasador y sumérjalos en un solvente limpiador; frote las superficies con un cepillo de dientes. Lubrique ligeramente con grafito en polvo y ponga un poco de grafito en el cilindro. Las partes rotas deberá sustituirlas el cerrajero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.