GUACHETÁ Y TOCAIMA SON LAS MÁS ANTIGUAS

GUACHETÁ Y TOCAIMA SON LAS MÁS ANTIGUAS

Muchas iglesias, viviendas y caminos reales de Cundinamarca guardan secretos que nunca serán contados y no pocos sitios fueron testigo de la llegada de los españoles, quienes a su paso descubrieron poblamientos que aún hoy, conservan sus nombres indígenas, y fundaron otros en sitios estratégicos.

20 de julio 1996 , 12:00 a.m.

Entre los primeros descubiertos por los conquistadores, están Guachetá el 12 de marzo de 1537; Lenguzaque, 13 de marzo 1537; Cucunubá 14 de marzo y Suesca, desde cuyas alturas, Gonzalo Jiménez de Quesada divisó la sabana chibcha o de Bogotá. Diez días después se descubrió a Nemocón, Zipaquirá, Chía y Funza.

Pero no solo Jiménez de Quesada llegó al altiplano cundinamarqués. En marzo de 1537, el capitán Juan de Céspedes encontró las tierras panches de Fosca y Pasca y en los primeros dos meses de 1538 - dice la historia - Sebastián de Belalcázar pisa, por vez primera, tierras de Guataquí en el Magdalena, mientras que Nicolás de Federmán descubre a Gutiérrez por el oriente.

Ya en el estricto sentido de la palabra fundación, la ciudad más antigua es la capital de Cundinamarca y del país. Bogotá se funda el 6 de agosto de 1538 por Gonzalo Jiménez de Quesada y en la provincia está Tocaima, un municipio fundado el 20 de marzo de 1544 por Hernán Vanegas Carrillo. Este municipio nace en el epicentro de la nación de los panches.

La historia de Tocaima está bañada de inundaciones y ruina. Desde su fundación, sufrió por el desbordamiento del río Patí y en 1581 desapareció. Tocaima estaba sobre el camino real de Santafé a Neiva e Ibagué, lo que le daba gran importancia.

La nueva ciudad se funda el 18 de marzo de 1621 en el sitio donde se alza hoy. Entre sus primeras construcciones figuran el convento de San Jacinto y su capilla anexa. Cuando, con la Constitución de 1815, se divide el Estado en cantones, uno de ellos era Tocaima, única ciudad cundinamarquesa que tiene titulo y escudo de armas dado por el rey de España, Carlos V, mediante Real Cédula de Valladolid del 7 de febrero de 1549.

Entre tanto, al occidente del departamento, un 20 de octubre de 1551 se fundó Villeta, un poblado que desde 1548 contó con un camino que, partiendo de la desembocadura del Rionegro en Magdalena, comunicara con Santafé.

Su nombre inicial fue Villa de San Miguel y en 1644 se autorizó su traslado al sitio conocido como La Guaduas y por eso su nombre cambió por San Miguel de las Guaduas.

Ya el 9 de noviembre 1561, don Antonio de Toledo funda a La Palma en el sito de Paribirí con el nombre de Villa de Nuestra Señora de la Palma. Este municipio pertenecía a la provincia de Mariquita.

Foto: EL CONVENTO de la ciudad se inició en 1625. En la obra intervinieron el albañil Francisco García y el carpintero Fernando Pérez y la capilla que aún existe, junto a las ruinas del convento, fue consagrada a San Jacinto.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.