Secciones
Síguenos en:
Mantenimiento versus cosumo de gasolina

Mantenimiento versus cosumo de gasolina

Aunque en los motores de inyección desapareció la famosa sincronización del motor que implicaba cambios de elementos como los platinos, diafragmas, avances de chispa y otros porque simplmente no existen, está demostrado que un mal mantenimiento puede afectar también el consumo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de noviembre 2010 , 12:00 a. m.

Pero de todas maneras hay que atender la limpieza del filtro del aire y gasolina, el buen estado de las bujías (se cambian cada 40 a 45 mil kilómetros), hacer un lavado ultrasónico de los inyectores, por ahí a los 60 mil kilómetros, y atender de inmediato cualquier falla que se presente y se advierta por mal funcionamiento del motor.

Un filtro tapado bloquea el paso del aire y genera una mezcla demasiado rica en gasolina; esto no solo aumenta el consumo de combustible, sino puede hacer que el carro pierda potencia. Nunca sople el filtro pues el chorro de aire de inmediato lo inutiliza. Se cambia siempre. Cuando lleve su carro a mantenimiento, pida que le revisen las bujías. Si están con los electrodos muy abiertos y gastados, pueden obligar al computador a disparar más gasolina de la que se necesita en la mezcla, por lo cual hay desperdicio y aumento de consumo. Si los inyectores están sucios, el motor camina menos, es decir, gasta menos porque se reduce el paso de gasolina pero la mezcla pobre lo recalienta y eventualmente causa daños más graves. Si están muy abiertos, dejan pasar mucha gasolina y dañan el motor porque se deteriora la lubricación por dilución del aceite y también se pueden dañar las tripas del catalizador, que es muy costoso.

Asegúrese siempre de tener las llantas infladas según lo que diga el manual del carro y alineadas. Según los expertos, un carro con las llantas bajitas puede aumentar su consumo de dos a tres kilómetros demás por galón, pues generan una mayor resistencia al avance.

Consumo fijo Un motor tiene un consumo fijo de gasolina dependiendo de su diseño, eficiencia e implantación con los otros sistemas del vehículo. No es posible reducirle su gasto, pues es inherente a esos factores y todo lo que se haga bajando el aporte de gasolina puede dañarlo internamente por recalentamiento debido a la mezcla pobre en combustible.

Operación mátemática para calcular el consumo.

1. Al llenar el tanque del carro, tenga en cuenta el número kilómetros recorridos hasta el momento. Otra manera es colocando el odómetro de viaje o parcial en ceros. 2. Una vez realice su viaje y vuelva a llenarlo, revise el número de galones que le cupieron y el nuevo kilometraje. 3. Con esos datos, reste el nuevo kilometraje con el anterior número de kilómetros recorridos y el resultado divídalo por el número de galones que le cupieron en su última tanqueada. O bien use el dato del viaje parcial y haga la misma división. El resultado será el número de kilómetros recorridos por galón

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.