Secciones
Síguenos en:
Gripa: claves para mantenerla a raya

Gripa: claves para mantenerla a raya

Las temporadas lluviosas aumentan el riesgo de adquirir gripas o resfriados que, sin los debidos cuidados, pueden complicarse. Esta enfermedad es democrática en extremo: nadie está exento de adquirirla, máximo si se tiene en cuenta que los virus gripales son cerca de 200, y que mutan constantemente. Desarrollar inmunidad contra todos ellos es casi imposible.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de noviembre 2010 , 12:00 a. m.

Lo que queda es tratar de prevenirla.

¿Qué es la gripa?.

Es una enfermedad infecciosa y epidémica, de origen viral, que ataca al cuerpo humano (especialmente al aparato respiratorio). Es muy contagiosa y está causada por un virus que se difunde mediante la saliva expulsada con la tos y los estornudos. Los síntomas que se producen (fiebre, debilidad, inapetencia, dolor muscular, dolor de garganta y congestión) no son causados por los virus; son desencadenados por las propias defensas del cuerpo.

¿Cómo se contagia?.

La forma más común de contraer la gripa es inhalando gotitas provenientes de la tos y los estornudos. Con menos frecuencia, se propaga cuando se toca una superficie, como el mango de un grifo o un teléfono en el que está el virus, y luego se toca la boca, la nariz o los ojos. Los síntomas, que aparecen tras un periodo de incubación de uno o dos días, suelen desaparecer entre los 3 a 5 días luego de manifestarse.

¿Cómo se diagnostica?.

No se necesitan pruebas de laboratorio para diagnosticar una gripa, que se distingue de un resfrío común por la fiebre alta y la intensidad del malestar.

¿Quiénes están en mayor riesgo? .

La gripa es la enfermedad más común de la humanidad; se estima que un adulto puede sufrir de dos a cinco episodios por año, y los niños hasta siete.

Aunque cualquier persona puede contraerla, ciertas poblaciones tienen un riesgo más alto de enfermar y desarrollar sus complicaciones. Estos grupos incluyen todos los niños desde los 6 meses a los 5 años de edad, los adultos de 50 años de edad o más, y cualquier persona con una enfermedad crónica, como diabetes, asma o enfermedad cardiaca.

¿Cuándo se convierte en una enfermedad grave? .

Una gripa puede complicarse levemente dando lugar a infecciones respiratorias altas como la otitis, la sinusitis y las bronquitis agudas.

También puede desembocar en neumonías e infecciones respiratorias, graves normalmente, ocasionadas por gérmenes distintos del virus de la gripa.

¿Qué síntomas dicen que es neumonía?.

Cuando al quinto o sexto día de evolución, el enfermo en lugar de mejorar sufre un brusco empeoramiento, con una nueva subida de la fiebre, dolor en el costado y tos con expectoración rojiza. .

ASESORÍA: ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE NEUMOLOGÍA.

Sí hay cómo prevenirla.

Fortalezca su sistema inmunológico Eso no se logra de la noche a la mañana, así que es necesario empezar ya.

* Siga una dieta balanceada, que incluya proteínas y de tres a cuatro porciones de verduras y frutas frescas al día.

* Adopte medidas para reducir la carga de estrés: aplique técnicas de respiración, medite, haga pausas en su trabajo cada hora y cuente hasta diez cuando sienta que va a estallar. .

Ventile e ilumine Con las bajas temperaturas la envoltura de los virus se convierte en una especie de gel que hace más fácil el paso de ellos entre una persona y otra.

Por el contrario, cuando hace sol el gel se convierte en líquido, lo que inactiva su capacidad de pasar rápidamente de una nariz a otra. Por eso mantenga las habitaciones y las oficinas bien ventiladas e iluminadas.

Nada de cambios bruscos Pasar del calor al frío puede irritar las vías respiratorias y causar inflamación; cuando esto ocurre se aumentan las secreciones, condición que facilita el desarrollo de virus. Abríguese siempre.

Lávese las manos Aunque los virus respiratorios por lo general quedan suspendidos en el aire, la gente también puede contaminar sus manos cuando toca superficies contaminadas con ellos. En temporada lluviosa lo mejor es que se las lave continuamente.

No fume y recoja el polvo Las sustancias presentes en el cigarrillo irritan las vías respiratorias y bajan las defensas, así que manténgase alejado de él. También aspire con frecuencia tapetes y cortinas, pues el polvo contiene partículas que favorecen las alergias y aumentan el riesgo de desarrollar gripas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.