Secciones
Síguenos en:
Crisis en Bocas de Ceniza

Crisis en Bocas de Ceniza

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de noviembre 2010 , 12:00 a. m.

La dirigencia barranquillera está preocupada, y con razón, por los problemas que viene afrontando el canal de acceso a su puerto, uno de los más importantes del país. Mientras las obras de mantenimiento en los canales de la bahía de Cartagena y del puerto de Buenaventura han producido los resultados esperados y garantizado la operación de esos terminales, en el caso de Barranquilla, el dragado contratado por Cormagdalena –corporación regional que maneja el río– y que supuso la remoción de 30.000 metros cúbicos de sedimento a las puertas de Bocas de Ceniza no ha dado resultado.

Las mediciones hechas en estos días indican que las bajas profundidades, que han hecho encallar tres buques en las semanas recientes, se mantienen y que algo falló en el trabajo de la draga contratada por Cormagdalena. Los operadores portuarios de la ciudad le han ofrecido a Cormagdalena, de manera gratuita, la draga que poseen y que es cinco veces más poderosa que la contratada por la corporación regional. A pesar de la oferta, no ha habido un acuerdo. Los gobiernos de Barranquilla y del Atlántico, conscientes del enorme daño que la paralización del puerto puede traerle a la región, decidieron, por encima de Cormagdalena, asignar a la draga del puerto los trabajos, ofrecidos por quienes son los más perjudicados: los operadores portuarios. Si la entidad responsable no cumple, han dicho los dos gobernantes, ellos tienen la obligación de garantizar las operaciones. Aunque eso signifique una especie de rebelión regional institucional.

Pero es que –agregan– la crisis no da espera. Lo aconsejable es que Cormagdalena, cuya intervención hasta ahora no ha dado resultados, acepte la ayuda de los operadores, de acuerdo con ellos y con las autoridades regionales, impulse una solución definitiva. Porque el riesgo de nuevos encallamientos a la entrada de Bocas de Ceniza persiste, con un costo económico enorme para los diferentes muelles de Barranquilla, tanto en la operación misma como en la imagen de inestabilidad que proyectan los terminales. Si esto no ocurre, un nuevo elemento se habrá sumado a las dudas que existen hoy en el alto Gobierno sobre la ineficiencia de Cormagdalena, una entidad que maneja un enorme presupuesto, sin que, al menos en este caso, se vean los resultados.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.