Secciones
Síguenos en:
Juicio a Álvaro Uribe El veredictode la historia

Juicio a Álvaro Uribe El veredictode la historia

El último número de Semana habla de las “nueve ollas podridas” que supuestamente Álvaro Uribe le dejó abiertas al gobierno de su sucesor: la oficina de estupefacientes, que aparentemente funcionaba como un “parque de diversiones de la mafia”; Incoder, que habría despojado a los campesinos para dotar de tierras a los narcos; Fondelibertad, donde habría funcionado una feria de contratos asignados a dedo; el Banco Agrario, que aparentemente prestaba dineros a cambio de aportes a campañas; el Inpec, donde los parapolíticos mandaban y por cuenta de eso se la pasaban en la dentistería, y la Dian, donde dizque hubo fiestas de puestos y contratos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de noviembre 2010 , 12:00 a. m.

Todo suena horroroso. Pero, pasados apenas cien días de haber dejado la Presidencia, es demasiado pronto para saber cuál será finalmente el veredicto que la historia dará al gobierno de Álvaro Uribe, y si terminará finalmente despojado de los niveles de popularidad que lo han acompañado desde su retiro.

Uribe no es el primer presidente que sale dejando detrás aparentes ollas podridas. Más aún, ha sido lo usual entre mandatarios colombianos salientes.

Por ejemplo, Rojas Pinilla fue acusado de indignidad por unos negocios ganaderos en Bolívar. López Pumarejo dio pie, por el escándalo de la Handel, para que Jorge Eliécer Gaitán intentara sucederlo bajo el lema “por la restauración moral de Colombia”. Carlos Lleras se fue sin haber apaciguado el famoso escándalo de Fadul y Peñalosa. Pastrana papá fue acusado de tolerar el robo de las electrificadoras, y particularmente del Guavio. Turbay dejó el poder con rumores venteados sobre polvoretes en Cúcuta. A López Michelsen le tocó el lío de La Libertad. Belisario no pudo evitar que lo acusaran de intereses en la importación de unos buses Pegaso y en la adjudicación del metro de Medellín, por mencionar algunos casos. Sin embargo, casi todos ellos fueron reivindicados por el veredicto de la historia. Algo semejante ha pasado en EE. UU., donde están de moda las camisetas que dicen “I already miss Bush”. Reputado como el peor presidente de la historia norteamericana, anda por ahí con un librito de memorias en el que reclama su derecho de haberse equivocado porque era un hombre que se atrevía a tomar decisiones, en contraste con el indeciso Obama, actualmente sofocado por sus matices a la hora de decidir qué hacer.

Antes de Bush, la historia ya había reivindicado al considerado como el segundo peor presidente de los EE. UU., por cuenta de haber arrojado la bomba atómica: Harry Truman. Hoy, la historia lo tiene en la lista de los “almost grate”, que es la que viene después de los “grate presidents” Roosevelt, Lincoln, Franklin y Jefferson, cuyos rostros cuelgan esculpidos en Mount Rushmore. Ahora: también ocurre al revés, como parece haber sucedido con César Gaviria y John F. Kennedy. El ex presidente colombiano, luego de dejar su cargo con una altísima popularidad, ha quedado sumido en un injusto desprestigio, tras un malogrado regreso a la política. Mientras tanto, el ex presidente gringo, que ya parecía cómodo sentado en su leyenda, está soportando una oleada de mala revista de su gobierno (el Daily Telegraph hasta habla esta semana del “Dirty road to power”, de Kennedy), que lo ha hecho retroceder en el prestigio que lo acompañaba hacia la posteridad. ¿Le pasará lo mismo a Álvaro Uribe? A los cien días de su retiro, es demasiado pronto para saberlo. Era un Presidente que tomaba decisiones y que, por consiguiente, asumía riesgos.

Pero, bajo el peso de las ollas podridas que enumera Semana y de las suspicacias que encienden los asilos diplomáticos de sus más cercanos colaboradores, el veredicto que le dará la historia a la presidencia de Álvaro Uribe es todavía un misterio.

¡SE ME OLVIDA! A mí también me parece que Daniel Coronell es un extraordinario columnista

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.