BLAIR ABLANDA LUCHA CONTRA MARIHUANA

BLAIR ABLANDA LUCHA CONTRA MARIHUANA

El Gobierno británico del primer ministro laborista Tony Blair acaba de dar un timonazo en la lucha contra las drogas al ordenar a la policía que suavice la persecución a los traficantes de marihuana, según informó ayer la prensa de Londres. La medida fue calificada por el prestigioso dominical The Observer como el cambio más radical en la política antidrogas en toda una generación .

09 de julio 2001 , 12:00 a.m.

El Gobierno británico del primer ministro laborista Tony Blair acaba de dar un timonazo en la lucha contra las drogas al ordenar a la policía que suavice la persecución a los traficantes de marihuana, según informó ayer la prensa de Londres. La medida fue calificada por el prestigioso dominical The Observer como el cambio más radical en la política antidrogas en toda una generación .

Ese ablandamiento se produce cuatro días después de que Keith Morris, ex embajador británico en Colombia, otrora partidario de la represión al narcotráfico, afirmara en el influyente periódico The Guardian que la guerra contra la droga no es ganable y pidiera al Gobierno la apertura de un debate para considerar caminos distintos.

También en los últimos días ha habido dos hechos semejantes. El primero fue la decisión de la policía de Brixton, al sur de Londres, de no cazar a quienes porten una dosis personal de marihuana (algo no discutido por el ministro del Interior, David Blunkett). La segunda fue la voz de apoyo que a esa determinación dio Peter Lilley, ex dirigente del partido conservador.

La orden del Gobierno no significa, sin embargo, que no habrá más decomisos de marihuana. La idea es que quienes trafiquen con ella sean detenidos siempre y cuando caigan en operaciones contra la venta de cocaína o heroína, dos drogas cuyo consumo ha aumentado de forma impresionante.

Así lo asegura un informe de tres páginas divulgado ayer por The Observer, según el cual el último año el consumo de heroína en Gran Bretaña alcanzó una cantidad de entre las 28 y las 36 toneladas, en tanto que el de cocaína osciló entre las 35 y las 41 toneladas. Desde 1989, dice el rotativo, las capturas de cocaína y heroína han subido un 600 por ciento .

Lo cual desnuda el fracaso del plan diseñado en 1988 por el zar antidroga Keith Hellawell según el cual el consumo de heroína iba a reducirse un 25 por ciento en 2003 y al 50 en 2008. Y eso que, con respecto a 1989, las capturas de traficantes y los decomisos de cargamentos han aumentado, mientras que el precio de la droga ha caído a la mitad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.