REPERTORIO BOYACENSE PARA LA HISTORIA

REPERTORIO BOYACENSE PARA LA HISTORIA

La historia del departamento no podrá olvidar el trabajo que durante sus 82 años de vida dejó a la posteridad, el historiador Soatense Cayo Leonidas Peñuela.

21 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Nació en Soatá el 21 de abril de 1864. El 18 de octubre de 1891 fue consagrado sacerdote en el seminario Conciliar de Santa Fe de Bogotá. Desempeñó importantes cargos dentro de la jerarquía eclesiástica. Fue párroco en Tunja, Tuta, San Gil, y Soatá. Igualmente ejerció como pro- secretario de la curia de Tunja y Secretario de la Diócesis.

Fundó tres colegios en Tuta, Tunja y Soatá.

En l905 ingresó como miembro del Centro de Historia de Tunja y trabajó en la organización del mismo hasta constituirlo en la Academia Boyacense de Historia. Fue elegido miembro en l991. En l912 fundó a la revista Repertorio Boyacense , órgano de comunicación historiográfica de la Academia. En 1919 y 1921 se desempeñó en la rectoría del Colegio Boyacá y luego dictó las cátedras metafísica, apologética, Historia y Lógica, durante veinte años.

Fue miembro de la Academia de la Lengua, de la Academia Antioqueña de Historia, de la Sociedad Bolivariana de Panamá, del Centro de Historia de Santander entre otras.

Entre sus obras más reconocidas están: Nuevo curso de historia de Colombia , Tratado de religión Superior o Apologética , Album de Boyacá , El Doctor y General Próspero pinzón , Soatá , Descripción Geográfica y noticiosa de esta población , Boyacá , Libertad y Liberalismo , Juan José Rondón , los Intransigentes . entre otros.

Fue director del Revisor Católico , medio informativo de la Curia Episcopal de Tunja, el periódico El derecho , como fundador y de la Revista Boyacense , a través de los cuales estampó sus calidades como teólogo, filósofo, historiador, periodista, pedagogo y crítico.

Según la directora del posgrado de Archivística de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, UPTC y miembro de la Academia de Historia de Boyacá, Miriam Báez, en el desempeño de sus actividades e ideario religioso tuvo que enfrentar luchas políticas, unas veces como defensor de la doctrina católica o de los principios morales y otras en la calidades pedagogo y defensor de la juventud. Por eso no vaciló nunca en utilizar textos, periódicos, púlpitos, y todos los medios a su alcance con tal de clarificar aspectos confusos y defender la verdad .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.