LAS BOLSAS DE EE.UU. SÓLO PIENSAN EN UNA COSA: RESULTADOS, RESULTADOS, RESULTADOS

LAS BOLSAS DE EE.UU. SÓLO PIENSAN EN UNA COSA: RESULTADOS, RESULTADOS, RESULTADOS

Las noticias de la semana pasada parecieron implacablemente malas para los inversionistas: una compañía tras otra emitió advertencias sobre menores resultados. (VER CUADRITO: Un rayito de luz, pero aún se ven nibarrones)

09 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Las noticias de la semana pasada parecieron implacablemente malas para los inversionistas: una compañía tras otra emitió advertencias sobre menores resultados.

(VER CUADRITO: Un rayito de luz, pero aún se ven nibarrones).

No obstante, algunos inversionistas empiezan a sentirse ligeramente más optimistas que hace un par de semanas. La razón: a pesar de todas las noticias negativas, no ha habido tantas alertas sobre resultados decepcionantes como algunos analistas esperaban.

Hasta ahora, alrededor de 730 empresas han advertido que sus resultados serán peores de lo previsto, según Thomson Financial/First Call, que hace un seguimiento de las estimaciones y los resultados empresariales. Aunque la cifra suena mal, es cerca de un 10% menos que las 816 advertencias recibidas a estas alturas hace tres meses.

Los resultados, claro está, no serán muy agradables. Los analistas prevén una caída del 18% en las ganancias del segundo trimestre (el mayor descenso desde el tercer trimestre de 1991) cuando las compañías empiecen a presentar sus informes en las próximas semanas. Aun así, algunos analistas están empezando a preguntarse si este trimestre marcará el punto más bajo de los resultados de empresas, lo que significa que en el resto del año no habría un deterioro e, incluso, podría producirse una mejora paulatina.

Hay menos advertencias negativas, y algunas que son positivas , dice Alfred Kugel, estratega de inversión de la firma de gestión de fondos Stein Roe & Farnham. La mezcla no es buena, pero tampoco tan mala como en el trimestre anterior . Quizás muchos no consideren esto como noticias particularmente buenas; el número de alertas es todavía enorme. Bajo esa perspectiva, los resultados podrían ser tan malos que a los inversionistas ya no les importa cuántas advertencias se hayan emitido y castigarán las acciones.

Pero si los optimistas están en lo cierto, el mercado se las arreglará para mantener durante las próximas semanas las ganancias acumuladas en abril y mayo, y repuntar durante este tercer trimestre. Si los optimistas están errados, y los resultados son peores de lo previsto, entonces las acciones enfrentarían un declive que podría borrar parte o la totalidad de los avances de abril y mayo. La dirección del mercado va a depender ahora realmente de los resultados , asevera Terence McLaughlin, director gerente de la firma de gestión de activos Ashland Management.

La semana pasada la atención se centró en las malas noticias. El Indice Compuesto Nasdaq, que había repuntado un 6% la semana anterior, perdió ese terreno y más, con una caída del 7,24%. El Promedio Industrial Dow Jones retrocedió un 2,38% en el cómputo semanal, y parte hoy de los 10.252,68 puntos. El Standard & Poor s 500 perdió un 2,76% en la semana. Los descensos dejan a los indicadores pendientes de un hilo, y el que se estabilicen o vuelvan a caer a sus mínimos dependerá en gran parte de los resultados y de lo que digan las compañías sobre las perspectivas para los meses venideros.

Los últimos golpes a la confianza de los inversores provinieron de la fabricante de chips Advanced Micro Devices y de la firma de almacenamiento de datos EMC, que advirtieron que sus resultados del segundo trimestre serán mucho peores de lo esperado. Los títulos de ambas cayeron más de un 27% el viernes. Anuncios como estos, junto con resultados de firmas como la minorista Federated Department Stores y la farmacéutica Merck, arrastraron las acciones a terreno negativo.

Las sorpresas negativas, a pesar de todo, no han sido tan malas como se temía. Hace sólo un mes, el estratega bursátil de Thomson Financial/First Call, Joseph Kalinowski, pronosticaba que durante la actual temporada de resultados el mercado tendría que enfrentarse a 1.000 advertencias negativas. Pero en vez de acelerarse, el ritmo se ha atenuado. Kalinowski prevé ahora 900 alertas para el segundo trimestre. Esto sería el segundo mayor número desde 1995, justo detrás de las 935 registradas en el primer trimestre.

Los optimistas dicen que el mercado tiende a adelantarse seis meses a cualquier repunte real en el rendimiento empresarial, y que las señales macroeconómicas están mostrando una mejoría. Aun así, algunos inversionistas necesitan ser convencidos. Necesitamos que compañías como EMC y BMC Software digan: Vamos a superar ligeramente las estimaciones, estamos viendo como repuntan los pedidos , dice Mc Laughlin.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.