Secciones
Síguenos en:
Directora saliente del CTI, una ‘dama de hierro’

Directora saliente del CTI, una ‘dama de hierro’

Veintidós años han pasado desde que la directora del CTI de la Fiscalía, Marilú Méndez Rada, resolvió su primer caso: una denuncia de abuso sexual en Fredonia (Antioquia), pueblo donde hizo decenas de levantamientos de cadáveres, producto de la violencia de ‘paras’, guerrilla y narcos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de noviembre 2010 , 12:00 a. m.

Este martes saldrá del cargo y de la institución en medio de una dura situación personal y de un escándalo, el de la contratación de Fondelibertad – entidad antisecuestro–, que ha tocado a varios miembros de su familia.

Su renuncia irrevocable llegó el miércoles al despacho del fiscal general encargado, Guillermo Mendoza, después de casi un mes de rumores sobre su salida. En el búnker era un secreto a voces que la relación entre los dos no pasaba por su mejor momento.

Ella era una de las últimas sobrevivientes de un equipo femenino que estuvo al frente de las unidades más importantes del organismo investigador y que salió en el último año. Marilú Méndez era reconocida, adentro y fuera de la institución, como una especie de ‘Dama de Hierro’. Desde las épocas del colegio, en un municipio del sur del Tolima, soñaba con ser investigadora de Instrucción Criminal, como se llamaba el CTI de la época.

Por eso, cuando se graduó de abogada en Bogotá, se especializó en criminalística. “Es una investigadora nata”, dice uno de sus antiguos jefes, el ex fiscal Alfonso Gómez Méndez.

En su administración, hace una década, Marilú Méndez fue jefe del CTI en el Tolima y dirigió la judicialización de cerca de 1.000 guerrilleros.

“En contra de mi opinión se fue, como entre el 98 y 99, a perseguir a unos paramilitares, que estuvieron a punto de secuestrarla”, dice Gómez. Cuando entró a la creada Fiscalía como asesora del CTI, en 1991, ya era cabeza de familia y se las arreglaba para educar a sus dos hijos. Firme con todos Durante los 22 años como investigadora enfrentó a los carteles de la droga de Medellín y de Cali y el accionar de los paramilitares en Santa Marta. Una grabación de esa época, en la que hablaba con un militar que terminó enredado con los ‘paras’, fue el primer escándalo que lidió como jefe nacional del CTI, cargo al que llegó en enero del 2006 (es la única mujer que lo ha logrado) y salió bien librada. Uno de los primeros retos fue sacar adelante las investigaciones de la parapolítica, cuando el escándalo estallaba.

Ella recuerda como uno de sus mejores casos la investigación que terminó con el hallazgo de Emmanuel, el hijo de Clara Rojas, en un hogar del ICBF en diciembre de 2007, cuando las Farc le mentían al mundo anunciando que iban a entregarlo.

Hoy, Méndez asegura que está tranquila porque sus familiares tienen antecedentes profesionales suficientes para explicar por qué Fondelibertad contrató con ellos.

Harlan Henao sale del Gobierno por escándalo en Fondelibertad .

Tan sólo un mes duró en el gobierno Santos el ingeniero huilense Harlan Henao, quien ocupaba, hasta ayer, la coordinación de planeación de Acción Social. Su renun- cia se produjo por petición directa del Gobierno debido a los señalamientos que se le vienen haciendo por presuntas irregularidades en contratación, cuando se desempeñó como director de Fondelibertad, agencia del Estado para combatir el secuestro y apoyar a sus víctimas. Según informes del propio organismo, Henao habría suscrito 67 contratos que favorecieron a gente cercana a él. Autoridades indagan si altos funcionarios del actual Gobierno tenían contratos de asesorías y si el dinero destinado a proveer gasolina para los carros de los grupos Gaula fue desviado. Al respecto, se investiga la compra de equipos de rescate por casi 700 millones de pesos que no cumplían estándares técnicos ni de calidad. Henao ha dicho privadamente que todas sus decisiones se ciñeron a la ley, que las empresas fueron elegidas a través de licitación y que los asesores que contra- tó tienen brillantes hojas de vida que dan fe de la trans- parencia en el proceso. Por su parte, el fiscal (e) Guillermo Mendoza descartó que la renuncia de la jefa del CTI, Marilú Méndez tuviera relación con este caso. Una hermana, un hijo y el ex esposo de Méndez aparecen en el listado de contratistas de Fondelibertad. Y un in- forme de auditoría sobre la gestión de Henao dice que el dinero que manejó en tres años –cerca de 76 mil millones– no se concentró en la atención a las víctimas ni en apoyar a los Gaula

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.