ALMACENES TÍA, UN ESQUEMA AÚN VIGENTE

ALMACENES TÍA, UN ESQUEMA AÚN VIGENTE

La ola migratoria europea en los años 30 trajo a nuestro país una decena de europeos de la familia Steuer, quienes se lanzaron a la aventura de crear un almacén en el que cliente encontrara todo lo que requiriera sin necesidad de ir a otras tiendas.

10 de julio 2001 , 12:00 a.m.

La ola migratoria europea en los años 30 trajo a nuestro país una decena de europeos de la familia Steuer, quienes se lanzaron a la aventura de crear un almacén en el que cliente encontrara todo lo que requiriera sin necesidad de ir a otras tiendas.

La idea de crear un almacén similar a los que existían en Europa Central se protocolizó el 14 de octubre de 1940, con la apertura del primer almacén Tía Limitada en el continente americano, en la carrera Séptima, entre las calles 17 y 18, en pleno centro del corazón Bogotá.

El bogotano de entonces ya no tenía necesidad de efectuar sus compras en cinco o seis tiendas diferentes, ni de regatear precios y pedir rebajas; en Tía lo encontraba todo bajo un mismo techo y a precios fijos; además, los más bajos de la ciudad.

Con ese lema y bajo estas mismas características los almacenes Tía aún se mantienen vigentes con la misma estrategia de los años 40.

Para aquella época existían tiendas especializadas en artículos, pero no existía el concepto de supermercado el cual fue intruducido al país por Almacenes Tía.

La logística europea de mercadeo que permitió que los colombianos conocieran el sistema de mostrador abierto, donde podían tocar y examinar la mercancía, se mantiene vigente hoy 61 años después en los almacenes tía de Bogotá, Barranquilla, Ibagué, Girardot, Cúcuta, Bucaramanga, Tunja, Sogamoso, Palmira y Facatativá. Este ejemplo sirvió de punto de partida de otros almacenes.

Aunque muchos señalan que los Almacenes Tía nunca evolucionaron, sino que mantienen el mismo esquema de la década del 40, la verdad es que los propietarios están trabajando en un proyecto para modernizar toda la cadena y que prueba que esto se hará en corto tiempo es la renovación que se hizo al almacén Tía de Barranquilla, localizado en el Centro Comercial Metrocentro y al almacén del Restrepo en Bogotá.

En la historia de este almacén la industria nacional ha sido un soporte para el desarrollo de esta organización empresarial, la cual permitió que surgieran pequeñas empresas caseras que con el paso del tiempo se convirtieron en importantes exponentes de la manofactura colombiana.

El Tía fue uno de los primeros almacenes en ingresar al mercado de las marcas propias, con la venta de cuadernos Tía. Hoy las grandes cadenas de almacenes incursionaron en este mercado con el fin de garantizar calidad y de posicionar la razón social de las empresas.

Este almacén fue pionero en muchos aspectos, los cuales han servido de base para que las cadenas nacionales e internacionales modernizaran la atención al usuario.

A pesar de que los años han pasado y los almacenes se han modernizado los Tía mantienen intacto su concepto europeo de principios de los años 40. Es tradicional encontrar a los abuelos haciendo las compras en cualquiera de los almacenes de las ciudades, quienes se niegan a abandonar estos locales por considerar que aún hay algo vigente del pasado.

Pero también hay nuevos compradores que ven al Tía como una opción más personalizada de los supermercados, ya que frente al mostrador encuentran una asesora que les orienta en la compra de cualquier tipo de producto, lo cual no ocurre en los hipermercados.

Los mostradores.

Esta forma de mercadeo, ágil y cómoda, la han respaldado miles de clientes de Tía durante más de medio siglo de existencia.

Cada mostrador abierto de los almacenes conforma una sección especializada. Por ejemplo, en ropa hay más de diez secciones donde se consiguen medias, pantalones, camisas, ropa interior, pijamas; todo repartido en áreas para bebés, niños, jóvenes, adultos, hombres y mujeres.

Asi mismo, se consigue el mercado de la canasta familiar, loza y cristalería, ferretería, útiles escolares, juguetes, textiles, artículos para el aseo y productos de plástico, entre otros, en su gran mayoría de fabricación nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.