CONFESÓ EL POLICÍA QUE MATÓ A SANDRA CATALINA

CONFESÓ EL POLICÍA QUE MATÓ A SANDRA CATALINA

Sí lo hice, y era consciente . Estas fueron las palabras del agente que violó y mató a la niña Sandra Catalina Vásquez en la Tercera Estación de Policía de Bogotá.

14 de octubre 1995 , 12:00 a.m.

Después de dos años y ocho meses de haber ocurrido el asesinato de Sandra Catalina, la Fiscalía y la Policía, con el apoyo de la Bureau Federal de Investigación (FBI), confirmaron que Diego Fernando Valencia Blandón fue el hombre que cometió el asesinato de la niña de 5 años, el 28 de febrero de 1993.

Esa mañana de febrero, Sandra Catalina se dirigió a la III Estación de Sandra, su madre, para buscar al agente Gustavo Vásquez, su padre. La niña y la madre se separaron. Minutos después la pequeña fue hallada en el tercer piso del baño con una cuerda en el cuello y sangrando por los genitales. Con vida aún, la trasladaron hasta el Hospital San Juan de Dios, pero más tarde Sandra Catalina murió.

El agente que violó y mató a la niña Sandra Catalina Vásquez en la Tercera Estación de Policía de Bogotá reconoció ayer públicamente ser el autor material del crimen: sí lo hice y era consciente .

Ayer el director de la Policía, general Rosso José Serrano, le pidió perdón a la familia de la menor y al país: con profunda vergenza debemos registrar el hecho de que el individuo formó parte de la Policía Nacional, para deshonra de todos los policías honestos del país. Con la satisfacción que produce el esclarecimiento de este hecho, la Policía pide perdón a la sociedad por este infame crimen.

Se que no se puede reparar, de manera alguna, el daño ocasionado a la niña ni a su familia, pero es la demostración palmaria de nuestra voluntad de erradicar todas las manifestaciones criminales, pero particularmente aquellos que puedan tener origen en la propia institución , dijo Serrano.

Hasta diciembre del año pasado la investigación estaba prácticamente archivada, pero con la llegada a la Dirección General de la Policía del general Serrano, éste se comprometió a esclarecer el hecho que calificó como la mayor vergenza institucional .

El 12 de marzo de 1995, el Subdirector de este diario Enrique Santos Calderón, en su columna Contraescape, dijo que era muy grave que ese delito hubiera quedado impune, lo que produjo la respuesta de Serrano al lanzar una campaña con tres afiches ofreciendo 30 millones de pesos como recompensa, además de la reserva absoluta del informante. Así la investigación fue reabierta.

Bajo la dirección personal del oficial se conformó un equipo investigador integrado por expertos en inteligencia, criminalística, psicología criminal y genética.

El grupo investigador, coordinado por el mayor Marcos William Duarte Valderrama, comenzó a releer más de mil páginas que conformaban el expediente que estaba a punto de ir a parar a los archivos muertos.

Después se identificaron a 120 personas que estuvieron en el lugar de los hechos y fueron vinculados hasta la investigación.

Fueron 120 entrevistas que nos permitieron llegar a identificar a un sospecho. Luego elaboramos un perfil psicológico del individuo, hasta llegar a tener la certeza de que se trataba de él , reveló el mayor.

Ante la certeza de los investigadores, el pasado jueves el asesino confesó y ayer frente a los medios de comunicación dijo: ya me siento más tranquilo, sí lo hice y era consciente.

El día del crimen En la mañana del domingo 28 de febrero de 1993, Sandra Catalina Vásquez Guzmán se dirigió a la III Estación de Policía en compañía de Sandra, su madre, para buscar al agente Gustavo Vásquez, su padre y agente de la institución.

Mientras esperaban a que otros agentes lo localizaran, Sandra Catalina caminaba de un sitio al otro, pero de repente Sandra dejó de verla y empezó a buscarla por la Estación. Llegó al tercer piso y encontró el cuerpo de su hija en el piso del baño con una cuerda en el cuello y sangrando por los genitales. Aún con vida la trasladaron en una patrulla hasta el Hospital San Juan de Dios. Cuando llegaron, Sandra Catalina estaba muerta.

Inmediatamente la Fiscalía 20 de la Unidad de Permanencia inició la investigación para esclarecer el crimen. Detuvieron al padre de Sandra Catalina como sospechoso y quien permaneció retenido en los calabozos de la Sección de Policía Judicial e Investigación (Sijín).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.