Secciones
Síguenos en:
El peor de los mundos

El peor de los mundos

Mañana, en California, los votantes participarán en un referendo que busca legalizar la producción, tenencia y consumo de marihuana. Las encuestas muestran división de opiniones, aunque en esos referendos suelen votar sobre todo sus promotores, y por eso la propuesta tiene posibilidades de salir adelante. Pero más allá del resultado, el tema ha entusiasmado a quienes defienden la legalización de las drogas perseguidas, con el válido argumento de que si no hubiese prohibición, no habría mafias, pues estas se desarrollan justamente en medio de la corrupción que genera la veda de una actividad.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de noviembre 2010 , 12:00 a. m.

El tema de la legalización tiene muchas aristas: está la de eliminar las mafias, claro, pero también hay temas de mensaje: ¿qué decirles a los hijos a quienes colegio y familia llevan años mostrándoles los daños que causan esas sustancias, frente a decisiones legislativas que levanten la prohibición? Supongo que habrá que adecuar el discurso, y alegar que no todo lo permitido es bueno y que así como no es recomendable que consuman cigarrillo, ni que tomen alcohol, al menos antes de los 18 años, tampoco lo es que metan drogas, sin importar si es legal o no. Pero, volviendo al tema de las mafias, aunque es válida la hipótesis de que desaparecerían si se acaba la prohibición, hay que aclarar que eso sólo ocurriría si hay una legalización universal de las sustancias prohibidas, y en todas sus etapas: siembra, producción, tráfico, distribución y consumo.

Mientras haya etapas del proceso o un grueso de países donde subsista la prohibición, las mafias seguirán activas y fuertes.

Si sólo se despenaliza el consumo, como ocurre en varios países europeos, o si, como puede pasar en California, allá queda permitido lo mismo producir, comercializar que consumir, esa legalización parcial puede llevarnos a un escenario terrible para países como Colombia. Si en los países consumidores del primer mundo gana terreno la tendencia a la legalización, pero eso se da de manera gradual y lenta, como hasta ahora ha ocurrido, los países productores como Colombia y México, que hasta ahora han puesto la mayor cuota en sangre, corrupción, mafia y miseria, seguirán en lo mismo o, aún peor, convertidos en los únicos donde se libra la guerra. Claro, las autoridades de esos dos países –y otros de la región– podrían también tomar la decisión de legalizar, pero entonces es muy probable que los gobiernos del primer mundo, de Washington a Londres, de Madrid a Tokio, donde la legalización sólo ha avanzado tímidamente, pondrían el grito en el cielo y exigirían que México, Colombia, Perú, Bolivia y otros siguieran en el combate contra los carteles de la cocaína y demás. Eso para no hablar de lo que ocurriría con esos carteles, que ya se enriquecieron y ganaron enorme poder económico, político y armado, y ahora además se convertirían en legales. En fin, un escenario nada sencillo.

¿Cuál sería la solución? Difícil decirlo, en especial porque hay nutrida evidencia de que la lucha librada hasta ahora no ha dado resultado. Aunque es verdad que en Colombia el poder de los carteles ha cedido gracias a un inmenso y valeroso sacrificio de la sociedad y de las autoridades, parte del negocio se ha mudado a países con instituciones más débiles, como los centroamericanos, y la producción y tráfico, en el caso de la cocaína, sigue intacta en el global. O nos quedamos como estamos, con resultados tan poco alentadores como los alcanzados, o los gobiernos del mundo llegan a un acuerdo de legalización total, con todos sus costos, riesgos y ventajas. Pero dejar que avance poco a poco la legalización en los países consumidores, mientras la guerra se concentra cada día más en los productores, es el peor de los mundos para Colombia.

mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.