Secciones
Síguenos en:
ASÍ ROBAN CON DINERO PLÁSTICO

ASÍ ROBAN CON DINERO PLÁSTICO

Rosalba* es una desafortunada mujer que fue engañada por un hombre cuando intentaba hacer una transacción en un cajero de la plazoleta Los Centauros en Villavicencio.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

Rosalba* es una desafortunada mujer que fue engañada por un hombre cuando intentaba hacer una transacción en un cajero de la plazoleta Los Centauros en Villavicencio.

También es una afortunada mujer pues un día después recuperó el dinero que había perdido gracias a que una cajera de Alkosto descubrió a una mujer que estaba haciendo compras con la tarjeta débito de Rosalba.

El hecho no solo condujo a que Rosalba recuperara su dinero, sino a la detención de las otras dos personas que resultaron ser esposos, al igual que otro hombre. Así mismo, se comprobó que tras estas tres personas hay una banda de delincuentes dedicado a cometer ilícitos con dinero plástico desde Bogotá.

La mujer detenida confesó que el 15 de noviembre de 2000 en la noche, luego del cierre del servicio en los bancos, se ubicaron en la plazoleta Los Centauros y esperaron hasta que un cajero electrónico estuvo solo.

Luego tomaron un sténcil, previamente elaborado, de unos diez centímetros de largo por uno de ancho, diseñado con plásticos de radiografías usadas y lo colocaron en la ranura de insertar la tarjeta débito, de tal forma que no se viera.

Enseguida se apartaron a una distancia prudente del cajero y cuando llegó Rosalba uno de los miembros del grupo se ubicó tras ella, simulando hacer fila.

Después de que Rosalba insertó la tarjeta y luego de que escribió la clave, el cajero se apagó automáticamente y retuvo la tarjeta. El hombre, bien vestido y de buenos modales, había observando la clave que ella escribió y la memorizó. Al notar la preocupación de Rosalba acudió en su ayuda y le recomendó que llamara en forma inmediata al banco para que le arreglaran el problema.

Mientras Rosalba salió a buscar un teléfono para comunicarse con la entidad financiera, el hombre insertó otra tarjeta que botó el sténcil al interior del cajero y devolvió la tarjeta débito. Enseguida hizo un retiro e indagó sobre el saldo en la cuenta de ahorros. Se dirigió junto con su esposa y el otro hombre que los acompañaba hasta el almacén Alkosto, donde realizaron compras por más de un millón de pesos con la tarjeta débito de Rosalba.

A la mañana siguiente fueron hasta el mismo almacén a realizar nuevas compras, pero la cajera reconoció a la mujer, que había estado en el lugar horas antes, lo que le provocó sospecha. La cajera le solicitó la cédula y dilató la compra mientras verificaba la transacción.

Este hecho sucedió al mismo tiempo que Rosalba reportaba la novedad ante el Banco AV Villas y el jefe de seguridad de esa entidad financiera le comentaba sobre la eventualidad de que esa noche la hubieran robado en el cajero.

Tras esas evidencias, avisaron a las autoridades y unidades del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) capturaron a la mujer que hacía las compras, quien llevaba en sus brazos una niña de un año. La mujer los condujo hasta el hotel donde se hospedaban para entregar la mercancía comprada.

En forma simultánea, efectivos de la Sijín ubicaron el vehículo en que se movilizaban los dos hombres que la acompañaban y que había colaborado con el ilícito, quienes fueron detenidos y puestos a disposición de la Fiscalía.

*El nombre fue cambiado.

SOFISTICADOS METODOS DE ROBO.

En otras ciudades del país las autoridades están evaluando informaciones según las cuales los delincuentes estarían ubicando en los cajeros electrónicos pequeñas cámaras de vídeo, para grabar el número de la clave de los usuarios del servicio.

Otro de los métodos utilizados es suministrando un número telefónico supuestamente de un banco y cuando la persona llama desde su celular a bloquear la tarjeta, quien responde es otro delincuente a quien la víctima le entrega sus datos personales, incluida la clave de la tarjeta, reveló el gerente regional centro de Incocrédito, Fernando Trujillo.

Más sofisticada aún es la utilización de lectores de banda dentro de los cajeros electrónicos para obtener la información de las tarjetas de crédito o débito. También obtienen información de algunos empleados desleales de los bancos. La misma es utilizada después para realizar sus ilícitos, alterando tarjetas, falsificando bandas magnéticas e inclusive fabricando comprobantes previamente elaborados, agregó Trujillo.

Incocrédito es la asociación de información y control de los sistemas de tarjetas de crédito y débito, que se encarga de brindar seguridad preventiva y correctiva a los usuarios de las franquicias MasterCard y Visa, Diners y Credibanco.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.