Secciones
Síguenos en:
PLEGARIA POR MI PATRIA:

PLEGARIA POR MI PATRIA:

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

.

Dios mío, qué triste me siento, al ver a mi patria cubierta de rojo, rojo de la sangre de mi hermano campesino.

Dios mío, qué triste me siento cuando mi hermano campesino vestido con uniforme guerrillero, cae muerto por mi hermano campesino con uniforme de autodefensa, o viceversa.

Dios mío, qué triste me siento cuando mi hermano campesino vestido con uniforme de militar, cae muerto por mi hermano campesino con uniforme de guerrillero o autodefensa, o viceversa.

Dios mío, qué triste me siento, al ver a mis abandonados hermanos campesinos, huir de sus tierras para salvar sus vidas.

Dios mío, qué triste me siento, cuando mi hermano campesino cae muerto por mi indiferencia, injusticia y olvido. Perdóname señor!.

Dios mío, te pido con toda la fuerza de mi corazón, cubras a mi patria de verde, de ese verde lleno de esperanza, de una patria con Justicia y Paz.

Luis Fernando Henao Correa.

Bogotá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.