YO NO MATÉ A GUILLERMO CANO

YO NO MATÉ A GUILLERMO CANO

Con la fotografía del verdadero asesino como única evidencia en su favor, un antioqueño que dice ser taxista se puso a salvo de ser sentenciado a 30 años de prisión por el homicidio del director de El Espectador, Guillermo Cano Isaza.

11 de octubre 1995 , 12:00 a.m.

Jorge Argiro Tobón Olarte logró demostrar que no tenía nada qué ver con Jorge Elí Pabón, instructor del grupo de sicarios del cartel de Medellín conocido como Los Priscos y verdadero encargado de la ejecución de Cano Isaza.

Realmente, El Negro Pabón fue asesinado en Panamá el 15 de agosto de 1988 en una vendetta del narcotráfico.

Irónicamente, para que la justicia llegara a esta conclusión, la familia Tobón Olarte debió recurrir a la ayuda de Otoniel González Franco, Otto ; John Jairo Vásquez Velásquez, Popeye e Iván Urdinola Grajales.

González y Vásquez no sólo identificaron al verdadero Negro Pabón sino que además lo reconocieron como uno de sus amigos del cartel .

Una fotografía en la que aparecen Popeye y Carlos Mario Alzate Urquijo, Arete , fue la prueba fehaciente de quién era el verdadero asesino de Cano Isaza.

Un nombre mal escrito Sólo dos meses habían pasado desde el 17 de diciembre de 1986, fecha del magnicidio del director de El Espectador, cuando las autoridades descubrieron el cadáver de un presunto sicario del cartel de Medellín.

El hermano del difunto, Carlos Mario Gil, fue al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) para identificar el cuerpo. Fue retenido por investigadores que lo interrogaron sobre los nexos de su hermano con la organización narcotraficante.

Gil reconoció que su hermano había trabajado para un tal Jorge Pabón, o Tobón, que le dicen El Negro , el mismo que reclutó a varios sicarios para asesinar a Guillermo Cano , dijo Tobón.

El DAS investigó la información. Sabía que El Negro vivía en Manrique Oriental y además de formar asesinos para el narcotráfico, organizaba torneos de fútbol.

Con estos datos dio con una persona que podría ser el asesino de Cano Isaza, por lo menos el nombre era similar: Jorge Argiro Tobón.

Comienza la tragedia Era una noche de junio de 1988 cuando un informe periodístico llamó la atención de Luz Amparo Villa: identificados los asesinos de Guillermo Cano...

Efectivamente, el DAS había identificado a los implicados en el homicidio del director de El Espectador. Pablo Escobar Gaviria, Luis Carlos Molina Yepes, Jorge Argiro Tobón Olarte...

Luz Amparo Villa recibió sorprendida la información. Jorge Argiro Tobón Olarte? repitió. Ese nombre es idéntico al de mi esposo .

Pronto, la coincidencia había pasado a ser tragedia. Tobón era un hombre muy conocido en el barrio Copacabana de Medellín, tal vez por eso el rumor se extendió rápidamente.

Tu papá es un caliente , tu papá es un mafioso y está en la cárcel , le decían los niños del Liceo Escolar de Sabaneta a los cuatro hijos de Tobón.

El matrimonio Tobón hizo lo posible para aclarar la situación. Viajes a Bogotá, audiencias con el director del DAS, Miguel Maza, recopilación de testimonios de sus vecinos, certificados laborales, etc.

La crisis familiar derivó en otra económica, así que declaró en quiebra su negocio de construcción de piscinas.

Con el dinero que pudo salvar y un préstamo, compró un taxi Dodge en el que escasamente podía trabajar.

Siempre que salía de mi casa no decía hasta pronto sino adiós, sabía que en cualquier momento me cogían preso , dijo Tobón.

El 21 de septiembre de 1994, a las 5:00 de la mañana, cuando se preparaba a comenzar la jornada en el taxi, se encontró con una operación montada por 40 hombres del DAS.

Se acercó al grupo y les dijo: en esa casa no vive ningún delincuente... allá vive mi familia, y yo soy la persona que están buscando .

La tragedia pasó a la cárcel, de la que salió el lunes anterior después de huelgas de hambre, llanto y muchas noches de insomnio, soñando despierto con la libertad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.