SURGE UNA LUZ PARA QUIENES ESPERAN TRASPLANTE DE CÓRNEA

SURGE UNA LUZ PARA QUIENES ESPERAN TRASPLANTE DE CÓRNEA

Las 350 personas que hacen turno en Cali en espera de un trasplante de córnea tienen a partir de ayer una nueva esperanza.

01 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Desde ayer comenzó a aplicarse en Cali la Ley 73 de 1988 sobre presunción de donación de córnea, que establece que si en vida no se ha expresado la oposición a la donación, o en las primeras seis horas de muerte no ha sido negada por parte de los familiares ni tampoco hay algún tipo de oposición antes de una autopsia médico legal, el Banco de Ojos puede disponer de esas córneas.

El Banco de Ojos es una fundación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es obtener, procesar y distribuir tejido ocular (concretamente córneas), para que sean trasplantadas a pacientes que así lo requieran. En Colombia existen cinco bancos de Ojos: dos en Bogotá, uno en Medellín, uno en Bucaramanga y uno en Cali, en el Hospital Universitario.

Una vez donada la córnea, en el Banco de Ojos es sometida a un riguroso examen para evaluar su estado y posteriormente colocarla en un medio de preservación donde se mantiene vivo el tejido. El valor de este proceso es asumido por el paciente que recibe la córnea a un costo que está determinado por una tarifa diferencial establecida por un estudio de trabajo social.

La directora del Banco de Ojos de Cali, Iliana Gensini, dijo que con esta ley no se quiere obligar a la gente a donar, sino que lo que se pretende es generar conciencia sobre un tema que en países como el nuestro todavía está cubierto de cierto tabú.

Y es que son varias las excusas que la gente utiliza frente a la donación de córneas. Algunos piensan que la apariencia física se va a afectar; otros que por tener miopía, astigmatismo o cataratas no deben hacerlo y no faltan quienes argumentan que su religión se los prohibe.

Pero para la doctora Gensini no hay excusa válida. En primer lugar, dijo, estéticamente no se nota porque es sólo una parte de córnea la que se retira. En segundo lugar, las únicas personas que no pueden donar son aquellas que han sido intervenidas quirúrgicamente o que presentan graves daños en la córnea. Y por último, ni siquiera los testigos de Jehová que no permiten transfusiones de sangre se oponen a este tipo de donación.

Añadió además que se necesita un cambio de actitud en la población, si se tiene en cuenta que en Cali hay 350 personas en espera de recibir un transplante de córnea.

Es así como si usted quiere contribuir a que otras personas que tiene problemas oculares puedan llevar una vida normal, sólo tiene que acercarse al Banco de Ojos donde recibirá un carné que lo acredita como donante, pero si a pesar de todo usted no se le mide a la donación de córneas, recuerde que tiene que tener un documento notarial firmado ante dos testigos en donde exprese su oposición.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.