Primer gran intento de reforma agraria

Primer gran intento de reforma agraria

La Violencia desnudó el problema. La pobreza entre los campesinos y la concentración de tierra en pocas manos son un caldo de cultivo para los grupos armados. Por eso, la necesidad de superar la guerra y la entrada en vigencia de la Alianza para el Progreso comprometieron al Gobierno a llevar a cabo la reforma agraria.

27 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

La reforma se reglamentó a través de la Ley 135 de 1961. Busca disminuir la concentración de tierras improductivas y modificar la estructura de la propiedad rural, aumentar la productividad del campo y elevar el nivel de vida de los campesinos. El reto es grande: según cifras del Ministerio de Agricultura, en 1960 el 0,4 por ciento de las unidades productivas concentraban el 40 por ciento de la tierra.

Para ello, la ley creó el Instituto Colombiano de Reforma Agraria (Incora). Sus funciones son comprar o expropiar tierras improductivas para cedérselas a campesinos que las trabajen, titular las tierras invadidas y definir los derechos indígenas sobre sus territorios.

La reforma agraria tendrá que superar los escollos que le pondrán los grandes terratenientes, que ven en ella una amenaza a sus hegemonías rurales y a sus formas de generar riqueza. Por su parte, los grupos de izquierda afirmarán que la medida es “blanda” y no cambiará la estructura de la propiedad.

Entre 1962 y 1967, el Incora intervendrá en total 1’671.221 hectáreas, beneficiando a 61.217 familias. Sus mayores beneficiarios serán los invasores, que finalmente tendrán derecho legal a la tierra que ocupan y trabajan; y los indígenas, que blindarán ante la ley sus territorios ancestrales.

Pero la izquierda tendrá razón, la reforma no cambiará la estructura de la propiedad y el Incora no logrará impactar la concentración de la tierra. Pese a ello, la reforma pasará a la historia como el primer gran intento.

MUCHO TRÁMITE Según el líder sindical Héctor Mondragón, “la extinción de dominio es un proceso que exige 80 trámites y tres grandes procesos”.

Cifra: 5.652 Hectáreas se expropiarán hasta 1967, de más de 11 millones de los terratenientes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.