GIRARDOT, DE CERO A PASIÓN DE UN PUEBLO

GIRARDOT, DE CERO A PASIÓN DE UN PUEBLO

Apenas faltaban cinco minutos para que Girardot Fútbol Club (GFC) superará todos los pronósticos y mañana disputara el ascenso al profesionalismo. Pero el gol del Cúcuta Deportivo, a través de la radio, silenció el estadio Milagro.

06 de julio 1996 , 12:00 a.m.

Era una baldado de agua fría, tanto que el técnico del Girardot, Rafael Corrales, no pudo contener las lágrimas. De tristeza pero también de alegría.

La anotación cucuteña, le significó al equipo de Norte de Santander su triunfo, de visitante, ante el Deportivo Rionegro de Antioquia, pero, sobre todo, le permitió ganar la Copa Concasa y regresar al torneo rentado.

En ese momento, el GFC tenía asegurado el subcampeonato pues derrotaba 2-0 al Independiente Popayán. Se dependía del resultado de los cucuteños porque si estos hubieran empatado o perdido la disputa del cupo se habría aplazado para este domingo.

No se pudo, pero creo que hemos dado lo mejor y la campaña es buena , dice Alvaro Torres, volante de creación que se destacó durante el torneo. Por eso, el llanto tenía una mezcla de alegría.

La campaña de Corrales y su equipo arrancó de cero después de estar en los últimos lugares en la primera fase de esta Copa Concasa. Incluso afrontó serias dificultades económicas.

Pero luego el Girardot se recuperó y ganó el grupo B. La alcaldía, la gobernación y empresas privadas respaldaron el equipo de Cundinamarca y el estadio Milagro, ahora Luis Duque Peña, fue adecuado.

Gustavo Martínez dijo que ahora se espera un año para consolidarlo como club de todos.

La campaña sacó del marasmo futbolístico a una ciudad que tuvo equipos como Jabonería López y fue sede de un campeonato juvenil de fútbol en la década de los sesenta.

El domingo, GFC ratificó el subcampeonato al derrotar a los caucanos que también tenían aspiraciones. Mauricio Rodríguez hizo vibrar la tribuna a los 13 minutos del primer tiempo cuando recibió en el pecho un balón enviado desde el tiro de esquina y definió de un derechazo; a los 43 minutos Víctor Larrahondo aprovechó otro tiro de esquina.

En esta última fecha, GFC visita, precisamente, al Cúcuta. Los dos equipos ya aseguraron sus posiciones, pero el triunfo tiene su significado. El partido disputado en Girardot terminó empatado a cero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.