Secciones
Síguenos en:
OTRO OBSTÁCULO PARA EL TRATADO DE MAASTRICHT

OTRO OBSTÁCULO PARA EL TRATADO DE MAASTRICHT

La Comunidad Europea, luego de meses de penosa labor para mejorar planes tendientes a una unión política y monetaria más estrecha, se ha vuelto a sumir a una crisis debido a una amenaza británica de hacer fracasar el Tratado de Maastricht. El presidente de la Comisión Ejecutiva Europea, Jacques Delors, manifestó ayer que el problema británico sería encarado seriamente y está pidiendo asesoramiento de expertos legales sobre las implicaciones.

Hay malestar porque la construcción de Europa atraviesa una etapa difícil , declaró en conferencia de prensa. Otros, en privado, se mostraron menos diplomáticos. Esto ya pasa de broma. Es la política del retraso y la dilación. Deben ratificar o abandonar la Comunidad , manifestó un funcionario de la CE.

Algunos diplomáticos indicaron que si Gran Bretaña no ratifica el Tratado, que traza el camino hacia una política exterior común y una sola moneda para todo el bloque, simplemente impulsaría a otros países a seguir adelante con una integración más acelerada. También podría alentar a los daneses a votar contra Maastricht en un referendo clave previsto para mayo, indicaron. El Tratado no puede entrar en vigencia a menos que sea ratificado por los 12 estados de la CE. El gobierno conservador británico, que enfrenta una rebelión en sus filas y una posible derrota en el parlamento en torno a la cuestión, amenazó el miércoles con torpedear el Tratado antes que ceder a medidas de la oposición para ratificar su capítulo social. El opositor Partido Laborista ha estado tratando de promover una enmienda que tardíamente agrega aprobación del capítulo social a la legislación de Gran Bretaña sobre el Tratado. El gobierno optó por dejar de lado el capítulo social, que extiende el alcance para legislación conjunta sobre condiciones sociales y de trabajo, cuando se llegó a acuerdo en principio sobre el Tratado de Maastricht en diciembre de 1991. Un destacado funcionario legal de la CE indicó que los esfuerzos de los laboristas por modificar la posición británica sobre el capítulo social son legalmente incorrectos y plantean el riesgo de hacer fracasar la aprobación final del Tratado. No hay mecanismo en el Tratado que permita a Gran Bretaña aceptar el protocolo social. No hay opción en ese sentido. Es imposible , dijo el funcionario, pidiendo reserva de su identidad. Gran Bretaña y Dinamarca son los únicos estados de la CE que aún no han ratificado el Tratado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.