Secciones
Síguenos en:
UN NOBLE OBJETIVO

UN NOBLE OBJETIVO

No es nuevo el clamor popular para que se supriman especialmente de la televisión, que es el medio que en máximo grado los presenta los programas que solo recurren a la violencia para el pretendido entretenimiento en los hogares. Todos están de acuerdo en que ese tipo de programas solo contribuye a familiarizar a la gente, sobre todo a los menores de edad, con los recursos de la barbarie, algunas de cuyas manifestaciones resultan presentadas poco menos que como ejemplares en los citados programas.

Para canalizar los efectos favorables de ese clamor, las directivas de Andemos y de Anda organizaciones que tienen relación directa con los medios y su orientación han decidido emprender una campaña para no admitir, ni patrocinar, ni auspiciar, ni promover, espacios de esa índole, que tienen muy hondo alcance de perturbación social. Se trata de un objetivo de muy saludable influjo en la vida de la comunidad, que debe tener amplio eco en las programadoras y en todos los sectores vinculados a esa forma de difusión. Desde luego sería deseable, con la seguridad de que el respaldo ciudadano sería más amplio, que el movimiento se extendiera a las proyecciones de pura pornografía, que se han convertido en plato de todos los días.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.