Dejan el palustre para darle al balón

Dejan el palustre para darle al balón

Para empezar, la respectiva foto de grupo, todos con el uniforme verde limón y con el balón adelante, como equipo que se respete.

30 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Son trabajadores de la empresa Ingeniería Urbana, la mayoría con manos callosas y la piel bronceada por jornadas eternas bajo el sol, encaramados en andamios o en tierra. Están el plomero, el plumero (maneja la pluma o grúa), el ayudante y el contratista; es domingo y dejan sus trajes de fatiga para consagrarse como futbolistas.

Su meta es vencer a su rival, el equipo de La Coruña, y, a largo plazo, ganar el torneo de fútbol para albañiles que programa la empresa Argos, en el que participan 5.660 personas en 16 ciudades. Sólo en Bogotá, en esta octava edición, son 126 equipos y 1.260 jugadores.

En Medellín, los encuentros deportivos son los domingos –único día de descanso de esta industria– en un complejo de canchas sintéticas.

Algunos conjuntos llevan nombres relacionados con la actividad de sus jugadores, como ‘Oficiales en Acción’, ‘Los Plomeros’, ‘Los Arquitectos’ o ‘El Gremio’.

Antes de las 8:00 a.m., comienzan a llegar al campo, la mayoría con la misma mochila en la que llevan el almuerzo y la ropa de trabajo entre semana, pero esta vez con guayos o tenis, pantaloneta, camiseta y medias de cambio.

El sol ya pica, pero los albañiles se ven a gusto, como en un día de playa.

Después de la foto, con una moneda escogen de qué lado quedarán y ambos equipos de cinco jugadores se alinean frente a frente.

En la gradería, cuatro mujeres, esposas y novias de los jugadores, junto con una decena de niños entre 3 y 12 años, los animan. Desde allí, Juan Guillermo Rojas imparte las instrucciones. En la obra corta adobes y baldosas, pero acá es el director técnico.

–Vaya, ‘Rulos’, vaya– le gritan a William Madrid, marcado con el 8 en la camiseta, mientras mueve su melena por la cancha contraria. ‘Rulos’ ha vivido entre el cemento y la arena.

Menos de tres minutos después, el equipo contrario anota un gol. Pero, rápidamente, llega el empate.

Luego, Juan Carlos Gómez, el contratista, hace el 2–1. Al rato, ‘Pino’, el arquero, se luce para evitar otro gol en contra. –Esa Bola e’ sebo sí tapa–, celebran en la tribuna.

“Este campeonato sirve para divertirse y para integrar a la familia”, anota Gómez.

La final será el 11 y el 12 de diciembre, en Bogotá, con los clasificados por las cuatro regiones en que dividieron las eliminatorias: norte, sur, oriente y occidente.

Este domingo Ingeniería Urbana pasó su primera prueba a l vencer 4–3 a La Coruña

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.