‘Se quieren robar a Cañaveralejo’: DNE

‘Se quieren robar a Cañaveralejo’: DNE

El lote Cañaveralejo, el más grande que tiene la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) en una ciudad, está siendo objeto de estrategias para ser recuperado ilegalmente, según denuncia esa entidad. El predio, ubicado en Cali y con 133.626 metros cuadrados, fue extinguido a ‘herederos’ del extinto narco José ‘Chepe’ Santa Cruz Londoño en el 2004, y hoy es administrado por la DNE.

30 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Carlos Robledo, subdirector jurídico de Estupefacientes y quien fue comisionado por la justicia para desalojar a Cañaveralejo, asegura que este ha sido el bien más difícil de recuperar por los múltiples reclamos de, al parecer, falsos propietarios.

Señala que incluso jueces han advertido en sus fallos que funcionarios que habían sido designados para adelantar los operativos denunciaron amenazas.

“La diligencia no se ha materializado ante la realidad puesta de presente por el juzgado 27 civil municipal de Cali comisionado para el efecto, en torno a la existencia de la mafia que se roba lotes en Cali y ante el evidente riesgo que para ella implica, toda vez que a la fecha ha cobrado la vida de dos funcionarios por tratar de impedir que se consoliden tales acciones ilegales”, señaló un juzgado de Bogotá, el 18 de febrero del 2010.

Entre los obstáculos para administrar el lote, valorado en más de 50 mil millones de pesos, está que en Cañaveralejo han intentado montar, ilegalmente, proyectos de construcción, como ocurrió en el 2008. Luego, en una parte del predio se instalaron 11 familias y ahora la familia Tascón Mera asegura ser dueña de buena parte del lote.

Pero en este caso, según la DNE, se trata de ‘falsos propietarios’ que, “suplantando documentos, intentan quedarse con el lote”, dice Robledo.

“Hace casi un mes la familia Tascón Mera envió un oficio de una inspectora en la que se ordenaba devolver el lote. Lo que establecimos es que el documento es falso”, indica Robledo.

La afirmación de la DNE fue ratificada por la Inspección de Policía Urbana de Cali, que en una carta del 15 de julio advirtió que Graciela de Jesús Torres Naranjo, quien firma el documento como inspectora de esa sede, no trabaja allí. “Se ha buscado en el archivo, pero con la información suministrada no aparece”, agrega.

Por eso, Estupefacientes tiene toda una carpeta con oficios como este, con información de abogados y particulares que será enviado a la Fiscalía para que investigue

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.